Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Aviones de United Airlines detenidos en una terminal del aeropuerto internacional O'Hare de Chicago, Illinois, el 8 de noviembre de 2005

(afp_tickers)

United Airlines, una de las tres grandes aerolíneas de EEUU, está en el centro de la tormenta, por un enfrentamiento entre su consejo de administración y dos importantes grupos de accionistas que denuncian sus "mediocres" resultados financieros, pese a la caída del precio del combustible.

El conflicto se desató el martes después que los fondos estadounidenses Altimeter Capital Management y PAR Capital Management presentaron seis candidaturas al consejo de administración, incluyendo la de Gordon Bethune, expresidente de la aerolínea Continental.

PAR y Altimeter, que entre ambos son dueños de un 7,1% del capital de la aerolínea, demandaron cambios para mejorar los resultados financieros de la empresa.

Estas tensiones aparecen pocos días antes del retorno al mando de United de su presidente y director general Oscar Munoz, de 56 años, que estuvo de licencia por enfermedad tras sufrir un ataque cardíaco.

Munoz, considerado un experto del transporte aéreo, debe regresar a su puesto el 14 de marzo.

"Tras varias semanas de discusiones con el consejo de administración Altimeter y PAR buscan encontrar un terreno de entendimiento para mejorar la composición del consejo", explican los dos grupos accionarios en un comunicado conjunto.

Además señalan su sorpresa por el incremento del número de integrantes del consejo administrativo de 12 a 15 y que los tres nuevos integrantes hayan sido elegidos sin consulta previa.

Calificando esta decisión de "desesperada" e "intento por conservar el poder", los dos fondos exigen cambios inmediatos o de lo contrario amenazan con una "guerra" de resoluciones en la próxima asamblea de accionistas prevista para la primavera boreal.

"En tanto que accionistas de largo plazo, estamos muy decepcionados por los mediocres desempeños de United y las malas decisiones", señaló Brad Gerstner, presidente de Altimer, citado en el comunicado.

Tras la fusión en mayo de 2010 con Continental, United es la tercera compañía aérea de Estados Unidos por sus ingresos después de American Airlines y Delta Air Lines.

Desde enero de 2015, las acciones de la compañía han perdido casi 15% en la bolsa. El crecimiento de la aerolínea se ha visto frenado por numerosos problemas en sus sistemas informáticos y por una huelga declarada por sus mecánicos que rechazaron un proyecto de acuerdo sobre salarios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP