AFP internacional

El presidente de la comunidad católica de Sant'Egidio Marco Impagliazzo (frente, I) y el ministro de Relaciones Exteriores de la Republica Centroafricana Charles Armel Doubane (frente, 2-I) ante una delegación política de la República centroafricana, en Roma el 19 de junio de 2017

(afp_tickers)

Un acuerdo de paz que prevé un cese del fuego "inmediato" fue firmado este lunes en Roma bajo el patrocinio de la comunidad católica de Sant'Egidio, entre el gobierno centroafricano y los grupos armados de ese país, constató la AFP.

Las partes se comprometieron a un cese del fuego inmediato en todo el territorio centroafricano, "bajo el control de la comunidad internacional", según el texto de este acuerdo, hecho público en la sede romana de esta comunidad, muy involucrada en mediaciones de paz, en especial en África.

"Nos comprometemos en el plano político a plantear por parte de los grupos político-militares un cese del fuego en todo el territorio nacional, bajo el control de la comunidad internacional, como etapa fundamental hacia la paz definitiva", aseguran los firmantes del acuerdo.

"El gobierno se encarga de obtener la representatividad de los grupos militares a todos los niveles", añade el acuerdo, así como "el reconocimiento de esos grupos como partes involucradas en la reconstrucción".

En el plano de seguridad, los firmantes se comprometen "a la reapertura del territorio nacional a la libre circulación de personas y bienes, con el levantamiento de las barreras ilegales como consecuencia inmediata del cese del fuego".

Los firmantes también acuerdan "la restauración del Estado en todo el territorio nacional por medio del retorno de las autoriddaes administrativas y la aplicación de un mecanismo conjunto de seguridad".

Centroáfrica empezó a vivir masacres masivas en 2013 con el derrocamiento del presidente François Bozizé por parte de una coalición de grupos rebeldes, la Seleka, de mayoría musulmana.

Las intervenciones de Francia (2013-2016) y de la Misión de la ONU en Centroáfrica (MINUSCA), compuesta por 12.500 hombres, trajeron la calma a Bangui, pero entre el 50 y el 60% del país sigue bajo control de los grupos armados.

AFP

 AFP internacional