Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo de General Motors en el evento inernacional de automóviles de Nueva York, el 25 de octubre de 2015

(afp_tickers)

General Motors, el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, y el sindicato del sector UAW alcanzaron un acuerdo de última hora sobre salarios la noche del domingo, lo que pone fin a la amenaza de huelga.

El acuerdo tiene lugar después del logrado la semana anterior entre UAW y Fiat Chrysler Automobiles (FCA), aceptado por los asalariados de la compañía. Este acuerdo tendrá vigencia durante cuatro años.

"Creemos que este acuerdo implicará aumentos salariales significativos estables y a largo plazo, además de lograr un compromiso sobre la seguridad del empleo para los miembros de UAW ahora y en el futuro", declaró el presidente del sindicato, Dennis Williams.

El acuerdo debe ser ahora sometido a la votación de los aproximadamente 50.000 empleados de GM afiliados a UAW. El sindicato había fijado como fecha límite la medianoche del domingo para alcanzar un acuerdo y había amenazado con ir a la huelga si no se lograba.

Aunque los detalles todavía no han sido divulgados, UAW había tomado como referencia el acuerdo alcanzado con FCA, con el que prevé un aumento de 53% de los salarios de base.

En el caso de los dos fabricantes, el sindicato busca obtener compensaciones por las concesiones realizadas cuando GM y Chrysler debieron ser salvados de la quiebra mediante una intervención del Estado durante la crisis financiera de 2008-2009. Ford no requirió ayuda estatal.

AFP