Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Agricultores protestan el 15 de enero de 2018 contra la política económica del gobierno de Uruguay en una ruta del oeste del país.

(afp_tickers)

Los agricultores uruguayos, con el apoyo de centenares de organizaciones incluidas del comercio y la industria, preparan una masiva protesta contra la política económica del gobierno de Tabaré Vázquez el martes.

Luego de dos semanas de manifestaciones en las rutas, el martes tendrá lugar en Durazno (200 km al norte de Montevideo) una jornada nacional para denunciar las "dificultades de muchos sectores, no solo el agropecuario, en cuanto a viabilidad" económica, explicó a la AFP Marcelo Noguez, uno de los referentes de la movilización.

El movimiento, que comenzó con protestas espontáneas de productores agropecuarios en la norteña Paysandú, creció hasta expandirse a todo el territorio, en medio de subas de tarifas de energía, agua, impuestos, un fuerte incremento del costo de los combustibles de hasta 9,8% para la gasolina, y de tasas a las importaciones que afectan la compra de maquinarias e insumos importados.

Esta es una "problemática que nace en el campo, (pero) es compartida por muchos sectores de la economía", expresó Noguez.

Varias cámaras inmobiliarias, sectores del comercio e industriales, así como gremiales del transporte de carga y centros de comercio minorista de todo el país se adhirieron al movimiento antes de la concentración del martes.

El gobierno del Frente Amplio (izquierda, en el poder desde 2005), declinó recibir a este movimiento y prefirió reunirse con las gremiales tradicionales del campo que forman parte de la "institucionalidad" del país.

Pero luego de una reunión con el mandatario el pasado 15 de enero, incluso las gremiales tradicionales se acercaron al movimiento de productores "autoconvocados".

"Esperamos que los gobernantes de todos los sectores (del Estado), del Poder Ejecutivo, del Legislativo, departamentales (provinciales), puedan escuchar los reclamos" y "que se abran espacios de diálogo para buscar soluciones", explicó Noguez.

El gobierno ha realizado varios ajustes fiscales en busca de paliar un abultado déficit de las finanzas públicas de 3,6% del PIB y sanear a la endeudada petrolera estatal ANCAP, monopólica para refinación y distribución de combustible pero fuertemente deficitaria.

Los agricultores han anunciado que si no tienen respuestas podrían escalar la protesta y afectar la cadena de distribución, y el nuevo ministro de Agricultura, Enzo Benech, advirtió que si eso ocurre podría tomar medidas, aunque no detalló de qué tipo.

El ministro de Agricultura Tabaré Aguerre, que ocupaba su cargo desde 2010, renunció en pleno auge de las protestas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP