Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un judío celebra la fiesta de Lag Baomer el 9 de mayo de 2012 en la localidad de Kiryas Joel, en Nueva York (EEUU)

(afp_tickers)

Casi una docena de centros de la comunidad judía en varias ciudades de Estados Unidos fueron blanco de amenazas de bomba el lunes, que condujeron a evacuaciones, informaron unos organismos judíos y las autoridades.

Estas nuevas amenazas, que se realizaron en 11 diferentes establecimientos, suben a 69 el número de incidentes de este tipo contra los establecimientos de la comunidad judía, presentes en 27 estados del país, indicó el JCC Association of North America.

Todas las amenazas de bomba del lunes, al igual que las recibidas el 9, 18 y 31 de enero, resultaron ser falsas y los centros judíos afectados retomaron sus actividades, indicó la institución.

El FBI y el Departamento de Justicia investigan estos incidentes, en tanto, el Gobierno de Donald Trump los fustigó.

"El odio y la violencia motivada por el odio de cualquier tipo no tienen lugar en un país fundado en la promesa de la libertad individual", dijo un funcionario.

"El presidente ha ha dejado muy claro que estas acciones son inaceptables", subrayó.

La hija del presidente Ivanka, convertida al judaísmo, también denunció las amenazas. "Estados Unidos es una nación basada en el principio de la tolerancia religiosa. Debemos proteger nuestras casas de culto y centros religiosos", escribió en Twitter.

Por su lado, los medios locales informaron de que más de un centenar de lápidas fueron vandalizadas en un cementerio judío en la localidad de St. Louis, del estado de Misuri.

"En la última semana, personas desconocidas derribaron múltiples lápidas en el cementerio", dijo la policía de la universidad City en un comunicado.

La policía declinó confirmar el número de lápidas dañadas en el cementerio de Chesed Shel Emeth, mientras revisaban los vídeos de vigilancia del lugar y de negocios cercanos.

El centro Southern Poverty Law Center, que monitoriza el extremismo, señaló en un reciente informe que el número de grupos que incitan al odio está aumentando y alcanza niveles casi históricos, lo cual está vinculado al surgimiento de un "populismo de derecha" durante la campaña presidencial.

La JCC Association of North America indicó que "no se acobardará por amenazas que buscan alterar la vida de las personas o el papel vital de los centros de la comunidad judía como puntos de encuentro, escuelas", entre otros.

AFP