Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Somalíes evacuando a una víctima del ataque contra el hotel Sahafi de Mogadiscio, el 1 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Al menos 12 personas murieron este domingo en un ataque contra un hotel en la capital de Somalia, Mogadiscio, reivindicado por los insurgentes islamistas 'shebab', informó la policía.

"Tenemos informes sobre 12 muertos", declaró un responsable de la policía, Abdulrahid Dahir. "Los atacantes hicieron estallar un coche bomba para ingresar en el hotel", añadió.

Los islamistas somalíes 'shebab', afiliados a Al Qaida, se atribuyeron la responsabilidad del ataque contra el hotel Sahafi, en el que generalmente se hospedan empleados del gobierno y hombres de negocios. Según los insurgentes, el ataque sigue en curso.

Varios testigos dijeron que vieron cuerpos en el suelo tras la explosión de un minibús, cargado de explosivos, que los insurgentes utilizaron para derribar las puertas del hotel, un establecimiento fortificado. Tras la explosión, el comando logró ingresar en el recinto. "Hubo una fuerte explosión y la gente que estaba cerca de la entrada murió", aseguró Mohamed Ismael, un testigo, que se encontraba próximo al lugar cuando empezó el ataque.

Un portavoz de los 'shebab', Abdulaziz Abu Musab, afirmó que sus hombres tomaron el control del hotel. "Los combatientes muyahidines tomaron el control del hotel Sahafi, donde apóstatas e invasores cristianos estaban alojados", dijo en un comunicado. "Los muyahidines están llevando a cabo operaciones dentro del hotel tras haber tomado el control", agregó.

Sin embargo, la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM, por sus siglas en inglés), que junto a las tropas del gobierno combate a los shebab, negó esta versión y aseguró tienen la situación bajo control.

"Las fuerzas del gobierno de Somalia y la AMISOM han tomado el control", dijo la fuerza de la UA en un breve comunicado.

Los islamistas somalíes 'shebab', afiliados a Al Qaida, ya han llevado a cabo en el pasado ataques contra hoteles en Mogadiscio.

Los islamistas, que intentan derrocar al gobierno, que cuenta con el respaldado internacional, utilizan con frecuencia coches bomba para entrar en complejos o edificios.

Al igual que otros hoteles internacionales en Mogadiscio, el hotel Sahafi está fuertemente fortificado.

Fue en ese mismo hotel donde fueron secuestrados en 2009 dos agentes de inteligencia franceses, uno de los cuales logró huir posteriormente, mientras que el segundo murió en manos de los 'shebab' durante un intento de rescate infructuoso en 2013.

La AMISOM y las fuerzas progubernamentales somalíes expulsaron a los 'shebab' de Mogadiscio en 2011 y desde entonces de casi todas las localidades más importantes del sur y el centro del país, pero todavía controlan zonas rurales.

Somalia sufre una guerra civil, privada de un verdadero gobierno central desde la caída del autócrata Siad Barre en 1991.

A la cabeza de un levantamiento armado desde 2007, los 'shebab' han jurado destruir las frágiles autoridades de Mogadiscio.

Debilitados en el terreno por la labor de 22.000 soldados de la AMISOM, multiplican los asesinatos y operaciones de guerrilla contra objetivos del gobierno, pero también de la Unión Africana o la ONU.

AFP