Navigation

Al menos 12 muertos en un atentado en Kabul

Afganos tras la explosión de un coche bomba en Kabul el 22 de agosto de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 agosto 2015 - 14:39
(AFP)

Al menos 12 personas murieron este sábado en un atentado suicida en Kabul, indicaron las autoridades afganas, mientras que la OTAN informó de tres contratistas civiles fallecidos en la explosión.

El portavoz del ministerio afgano de Sanidad, Wahidullah Mayar, aseguró que 12 personas, entre ellas un extranjero, habían resultado muertas y más de 60 heridas. El balance fue confirmado por el director de los hospitales públicos afganos, Sayed Kabir Amiri.

Por su parte, la misión de la OTAN en Afganistán, 'Apoyo decidido', dio cuenta de tres contratistas muertos, de los no quiso precisar la nacionalidad ni si figuran en el balance facilitado por el ministerio afgano de Sanidad.

La explosión, que se pudo escuchar varios kilómetros a la redonda, tuvo lugar hacia las 16H00 locales, coincidiendo con el momento de la salida de las oficinas, en el barrio residencial de Macroyan, cerca de un hospital, dijo a la AFP Fraidun Obaidi, jefe de la policía judicial de Kabul.

El ataque no fue aún reivindicado y estaba "dirigido contra un convoy de vehículos que transportaban a civiles empleados por 'Apoyo decidido'", dijo a la AFP el coronel estadounidense Brian Tribus, portavoz de esta misión de la OTAN.

"Un contratista civil de 'Apoyo decidido' murió en el atentado y otros dos sucumbieron a las heridas", explicó, sin citar su nacionalidad.

En Afganistán todavía están desplegados 13.000 soldados de la OTAN y varios miles de contratistas civiles en el marco de 'Apoyo decidido', una misión de asesoramiento y entrenamiento de las fuerzas afganas. Ambos grupos son los objetivos preferidos de los rebeldes talibanes.

Con estos ataques los insurgentes pretenden demostrar su capacidad para desbaratar el aparato de seguridad de la capital afgana, a pesar de la crisis desencadena en su dirección desde el nombramiento del mulá Ajtar Mansur como su nuevo líder.

Pero los civiles son los peor parados en el conflicto afgano, que dura ya casi 14 años. En la primera mitad del año, murieron 1.592 civiles y 3.329 resultaron heridos en actos de violencia, según la Unama, la misión de la ONU en Afganistán.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.