Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de sirios se reúne junto a un puesto dañado por un presunto ataque aéreo del régimen en el mercado de frutas y verduras del barrio de Sakhur, este domingo 24 de abril en Alepo, al norte de Siria

(afp_tickers)

Los ataques de los rebeldes y del régimen en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, acabaron con la vida de al menos 14 civiles, informaron trabajadores de emergencias y una oenegé, tres días después de que se reanudaran los combates en la localidad.

Los rebeldes lanzaron cohetes contra las zonas controladas por el Gobierno y mataron a seis civiles, incluyendo una mujer y dos niños, anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Además, un ataque aéreo del Gobierno que empezó alrededor del mediodía de este domingo dejó al menos ocho civiles muertos: cinco fallecieron en un mercado de frutas y verduras en el barrio de Sakhur, dos en el distrito de Shaar y otro en Bab al Nayrab, afirmó un miembro del equipo de defensa civil de Alepo.

Por otro lado, dos cohetes lanzados contra Turquía el domingo desde un área de Siria controlada por el grupo yihadista Estado Islámico impactaron en la ciudad fronteriza de Kilis y causaron 10 heridos, informó la agencia de noticias Anatolia.

Desde que el pasado 27 de febrero entrara parcialmente en vigor una tregua a nivel nacional, los bombardeos aéreos y los ataques con cohetes se han reducido en Alepo.

Sin embargo, la aviación del Gobierno perpetró una intensa campaña contra la ciudad el pasado viernes, acabando con la vida de 25 civiles ese día y de otros 12 el sábado.

El director del OSDH, Rami Abdel Rahman, afirmó que la escalada de violencia en Alepo y en otras partes del país significaba que el alto el fuego había terminado.

El domingo, en los barrios controlados por los rebeldes, los hospitales de campaña hacían llamados a donaciones de sangre para poder atender a los casos más urgentes. Además, las escuelas de las zonas tomadas por los rebeldes anunciaron el sábado que permanecerían cerradas indefinidamente por miedo a los bombardeos.

Una coalición de grupos rebeldes en la provincia de Alepo afirmó el sábado por la noche que si el régimen no cesaba en sus ataques, "dejaremos de acatar completamente la tregua".

Más de 270.000 personas han sido abatidas desde que el conflicto de Siria comenzara en marzo de 2011, con las protestas contra el Gobierno. La ciudad de Alepo, centro comercial del país en otro tiempo, está divida en dos mitades controladas respectivamente por los rebeldes y por el régimen desde 2012.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP