Al menos 174 personas murieron y 758 resultaron heridas, entre ellas civiles, desde que comenzó el 4 de abril la ofensiva del Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal Jalifa Haftar para conquistar Trípoli, según un nuevo balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Ginebra, el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, precisó que al menos 14 civiles murieron en los combates.

Por otra parte, la organización indicó que movilizó nuevos equipos de cirujanos para ayudar en los hospitales que reciben numerosos heridos.

Los combates obligaron a más de 18.000 personas a dejar sus hogares, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) indicó el lunes que envió material médico de emergencia al ministerio de Salud libio destinado a las zonas más afectadas por los combates, en Ain Zara y en Gasr ben Ghachir, al sur de la capital.

"Con la situación en el terreno que se deteriora y la cantidad de víctimas que aumenta, las infraestructuras sanitarias necesitan ayuda", agregó.

Desde el 4 de abril las fuerzas del Gobierno de Unión Nacional (GNA), reconocido por la comunidad internacional, enfrentan a los combatientes del ENL liderado por Haftar, que controla el este del país, en los suburbios del sur de Trípoli.

Además, ambos bandos atacan por vía aérea y se acusan mutuamente de apuntar contra los civiles.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes