Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer siria con su niño en brazos llega a la isla griega de Lesbos tras cruzar el mar Egeo en un bote neumático desde la costa turca el pasado 20 de agosto

(afp_tickers)

Al menos 18 migrantes, entre ellos varios niños, murieron el jueves en el naufragio de su embarcación en el mar Egeo frente a las costas de Turquía, cuando se dirigían hacia la isla griega de Lesbos, informó la agencia de prensa Dogan.

Un balance precedente daba parte de ocho muertos.

La pequeña embarcación sobrecargada, que zarpó de la localidad turca de Bademli, volcó en un mar sumamente agitado, a dos millas marinas del litoral, precisó la agencia.

Los guardacostas turcos lograron rescatar con vida a 21 pasajeros, entre ellos un niño de un año.

Dos personas siguen desaparecidas, según el informe.

La nacionalidad de los migrantes no ha sido precisada hasta el momento.

Pese a las temperaturas invernales que convierten la travesía por el Egeo en un peligroso viaje, los migrantes siguen realizándola para entrar en la Unión Europea (UE), aunque en menor cantidad, según las autoridades.

Como consecuencia de la caída de la demanda, los traficantes de personas ofrecen ahora sus servicios por 500 dólares por persona, mientras en verano reclamaban 1.200 dólares, según los medios turcos.

Pero los naufragios se siguen produciendo casi a diario.

Al menos 13 migrantes, incluidos siete niños, murieron ahogados a lo largo del islote griego de Farmakonissi cuando su embarcación se hundió en la noche del martes al miércoles.

Este naufragio tuvo lugar unas horas después de la publicación de un comunicado conjunto de la ONU y de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), que indicaba que un millón de migrantes entraron en Europa este año.

Un día antes, 11 migrantes, entre ellos 3 niños, perdieron la vida en un naufragio similar en las costas turcas.

Según la OIM, cerca de 3.700 migrantes, en su mayoría de países en conflicto como Siria, Irak o Afganistán, murieron o desaparecieron este año en el mar. Alrededor de 700 intentaban cruzar el Egeo para llegar a Grecia y cerca de 3.000 el Mediterráneo en dirección a Italia.

La Unión Europea comprometió en noviembre una ayuda de 3.000 millones de euros para que Turquía refuerce el control de sus fronteras y la represión del tráfico de seres humanos.

Cerca de 2,2 millones de refugiados sirios se hallan actualmente en territorio turco.

La guerra civil siria ha dejado más de 250.000 muertos y millones de desplazados y refugiados en cuatro años y medio de conflicto. Unos 4,4 millones han huido del país.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el portugués António Guterres, se pronunció el lunes a favor de un "New Deal" (Nuevo Acuerdo) para los países limítrofes con Siria, que reciben millones de refugiados de esa nación, como Turquía, Jordania o Líbano.

AFP