Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer carga una carretilla con bidosnes en un suburbio de Saná el 12 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Al menos 19 personas, entre ellas 17 miembros de Al Qaida, murieron este domingo en Adén, en el sur de Yemen, en unos enfrentamientos con las fuerzas regulares y en los bombardeos aéreos de la coalición árabe, indicaron fuentes de los servicios de seguridad.

Los combates se reanudaron por la mañana en la zona de Al Mansura, donde la víspera las fuerzas regulares lanzaron una gran operación para recuperar el control de este barrio convertido en un feudo de Al Qaida.

Aviones de combate y helicópteros Apache de la coalición bajo mando saudí efectuaron varios ataques nocturnos, en apoyo a las fuerzas yemeníes. Bombardearon al menos tres vehículos militares y los locales de un consejo municipal, todos en manos de yihadistas de Al Qaida, según las mismas fuentes.

"Al menos 17 combatientes de Al Qaida y dos policías murieron desde el sábado", declaró a la AFP una de esas fuentes, precisando que "la mayoría de insurgentes islamistas murieron en los ataques de la aviación de la coalición".

Varios vecinos de la zona indicaron que pese a la operación, los yihadistas de Al Qaida siguen controlando el barrio de Al Mansura, adonde decenas de sus partidarios llegaron a modo de refuerzo durante la noche.

En total, Al Qaida cuenta con unos 300 combatientes fuertemente armados en Al Mansura, según las fuerzas de seguridad.

Al Qaida y el grupo yihadista Estado Islámico han reforzado su presencia en el sur de Yemen, aprovechando la falta de estructurales estatales, debilitadas por la guerra entre las fuerzas regulares y los rebeldes chiitas hutíes, apoyados por Irán.

En el norte de Adén, las fuerzas progubernamentales continuaron el sábado su ofensiva para tratar de romper el asedio que los hutis imponen desde hace meses a la gran ciudad de Taez, según fuentes militares. Taez está situada entre Saná y Adén, ciudad declarada "capital provisional" después de su toma por parte de las autoridades reconocidas por la comunidad internacional.

Según la ONU, más de 6.100 personas han muerto en Yemen, casi la mitad civiles, desde que comenzó en marzo de 2015 la intervención árabe liderada por Arabia Saudí. Dicha intervención busca apoyar al Gobierno yemení en su guerra contra los rebeldes chiitas, que siguen controlando la capital, Saná, y numerosas zonas del norte y el oeste del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP