AFP internacional

Unos militares recuperan el cuerpo de un hombre víctima del derrumbe de una montaña de basuras sobre unas chabolas en Colombo el 15 de abril de 2017

(afp_tickers)

La esperanza de encontrar a supervivientes disminuía este domingo, dos días después del derrumbe de una montaña de basura en un barrio de Colombo, que causó al menos 23 muertos, según un nuevo balance.

Cientos de soldados continuaban cavando entre la basura y las 145 viviendas destruidas por esta catástrofe ocurrida el viernes en Kolonnawa, al noreste de Colombo.

"Es difícil imaginar cómo alguien podría sobrevivir en este ambiente tóxico", declaró un alto responsable de la policía.

Cuatro niños de 11 a 15 años figuran entre los 21 muertos, precisó la portavoz del hospital nacional de Colombo, Pushpa Soysa.

Un balance anterior hablaba de 21 muertos.

Seis personas siguen aún desaparecidas, según la policía.

El derrumbe tuvo lugar en el gran vertedero de Kolonnawa, rodeado de barrios pobres, cuando una montaña de basuras de 91 metros de altura, desestabilizada por las lluvias torrenciales, se prendió fuego y cayó encima de las viviendas.

AFP

 AFP internacional