Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un bombero bangladesí trabaja en las labores de extinción de un incendio en una fábrica en Tongi, al norte de Daca, el 10 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Al menos 25 personas murieron y otras 70 resultaron heridas en un incendio desatado tras la explosión de una caldera en un taller de productos de embalaje al norte de Daca este sábado, informaron fuentes hospitalarias.

Parvez Mia, médico del hospital público de Tongi, dijo a la AFP que el balance de muertos era de 25, superior al de 15 anunciado anteriormente, y que, al menos, había 70 heridos.

"La mayoría de los heridos presenta quemaduras. Hemos derivado los más graves a los hospitales de Daca", agregó el médico.

En el momento de la explosión, alrededor de un centenar de personas se encontraba trabajando en el edificio de cuatro pisos, ubicado en la zona industrial de Tongi.

El fuego se inició hacia las 06h00 locales. "Por lo que sabemos, había productos químicos acumulados en la planta baja, lo que hizo que el incendio se propagara a gran velocidad", explicó a la AFP Tahmidul Islam, alto responsable de la policía bangladesí.

Otro funcionario policial, Sirajul Islam, dijo que el fuego todavía no había sido controlado y el balance de víctimas podría variar.

El taller produce embalajes plásticos destinados a la industria alimenticia.

Un electricista de la empresa, Mohammad Rokon, de 35 años, logró escapar del fuego y sólo presentaba heridas leves.

"Estaba trabajando en la oficina cuando escuché una explosión y sentí un temblor. Entonces, de repente, el techo se empezó a derrumbar", dijo a la AFP desde su cama de hospital.

"Casi pierdo la consciencia. Pero me obligué a salir con la ayuda de la luz del flash de mi teléfono", explicó.

Los incendios en pequeñas fábricas de Bangladés son un problema recurrente, en especial en la industria textil: en 2012, un siniestro en una fábrica textil costó la vida de 111 personas; en 2013, otro incendio se saldó con siete trabajadores fallecidos; y en 2015, murieron 13 trabajadores en otro siniestro.

La mayor tragedia industrial, sin embargo, ocurrió en abril de 2013 al derrumbarse un edificio que albergaba varios talleres textiles. Fallecieron 1.100 personas.

Al amparo de costes exiguos, debido a salarios muy bajos, largas jornadas y precarias condiciones de trabajo -incluidas de seguridad-, Bangladés se ha transformado en el segundo exportador mundial de textiles después de China.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP