Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos civiles iraquíes huyen de Mosul mientras las fuerzas iraquíes avanzan en la ciudad, el 8 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Al menos 26 personas murieron en la noche del miércoles cuando dos kamikazes detonaron sus cargas explosivas durante una celebración previa a una boda al norte de Bagdad, informaron este jueves un oficial de policía y un médico.

El atentado, que tuvo lugar en el sector de Al Hajaj, al norte de la ciudad de Tikrit, también causó 25 heridos, según esas fuentes.

El primer kamikaze se hizo explotar el miércoles a las 20h30 (17h30 GMT) en medio de varios hombres que bailaban, y el segundo atacó minutos después, indicó el oficial de policía.

Por ahora nadie rha reivindicado el atentado, pero este recuerda al grupo yihadista Estado Islámico (EI), que suele llevar a cabo ataques suicidas contra civiles y miembros de las fuerzas de seguridad en Irak.

Tras su ofensiva de 2014, el grupo EI llegó a controlar regiones al norte y al oeste de Bagdad, incluidos territorios de la provincia de Saladino donde ocurrió ese ataque, pero las fuerzas iraquíes han ido reconquistando la mayoría de esas zonas, con el apoyo aéreo de la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington.

Las fuerzas iraquíes luchan ahora por retomar la ciudad de Mosul, el mayor bastión urbano del grupo EI en el país. Pero las victorias militares contra los yihadistas no impiden que sigan siendo una amenaza, ya que sus combatientes podrían apuntar hacia un mayor número de atentados.

AFP