Al menos 28 personas murieron este viernes en un atentado en una mezquita del este de Afganistán durante la oración del viernes, informaron fuentes oficiales.

"Las cifras subieron a 28 muertos y 55 heridos, todos fieles", declaró a la AFP el portavoz del gobernador de la provincia de Attaulá Jogyani, quien en un primer momento dio un balance de "unos veinte muertos".

"Explosivos que estaban colocados en el interior de la mezquita fueron accionados", afirmó.

El doctor Zarghoon, del hospital en Haska Mina, donde se produjo la explosión, indicó a la AFP que "alrededor" de 32 cuerpos habían sido trasladados al centro médico, además de medio centenar de heridos.

"Nuestras ambulancias están en el lugar del ataque para traer (a otros) heridos", agregó.

De momento ningún grupo se responsabilizó por este atentado. Los talibanes y el grupo Estado Islámico son muy activos en Nangarhar, provincia fronteriza con Pakistán.

El portavoz de la policía Nangarhar, Mubarez Attal, dijo anteriormente que había 17 muertos y 40 heridos.

Varios testigos dijeron que el techo de la mezquita se había caído tras la "fuerte" explosión. "Docenas de personas resultaron muertas y heridas y fueron llevadas en varias ambulancias", dijo a la AFP Haji Amanat Khan, un vecino de 65 años.

Este atentado tuvo lugar después de que la ONU publicara un nuevo informe el jueves con el número "sin precedentes" de civiles que resultaron muertos o heridos en Afganistán entre julio y septiembre.

El informe, que también señala la violencia a lo largo de 2019 hasta ahora, subraya que "los afganos han estado expuestos a niveles extremos de violencia durante muchos años" a pesar de las promesas de todas las partes de "prevenir y mitigar el daño a los civiles".

También señaló el precio que tenían que pagar los civiles, dada la creencia generalizada de que ninguna de las partes podía ganar la guerra en Afganistán.

"Las víctimas civiles son totalmente inaceptables", dijo el representante especial de la ONU en Afganistán, Tadamichi Yamamoto, y añadió que demuestran la importancia de las conversaciones que conducen a un alto el fuego y a un acuerdo político permanente.

Las cifras, 1.174 civiles muertos y 3.139 heridos del 1 de julio al 30 de septiembre, representan un aumento del 42% respecto al mismo período en 2018.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes