Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Captura de pantalla distribuida por la web del Ministerio ruso de Defensa como la de un ataque aéreo de las fuerzas aéreas rusas contra un edificio del grupo Estado Islámico en Idleb

(afp_tickers)

Unas 36 personas, la mayoría de ellas combatientes, murieron el domingo en la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, en bombardeos probablemente rusos, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Los bombardeos, probablemente rusos, tuvieron como objetivo antiguos locales del régimen, utilizados por el Ejército de la Conquista", coalición compuesta por yihadistas de Al Nusra y grupos islamistas como Ahrar Al Sham, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, una ONG con sede en Reino Unido.

Los ataques dejaron 36 muertos y "decenas de personas, en su mayoría civiles, resultaron heridas", añadió.

Rusia asegura que la campaña de bombardeos aéreos que inició en Siria el 30 de septiembre se dirige a blancos del grupo Estado Islámico (EI) y de otras organizaciones "terroristas", pero los países occidentales y los rebeldes la acusan de hostigar principalmente a los grupos rebeldes que combaten al régimen de Bashar Al Asad.

"En respuesta a los bombardeos, rebeldes lanzaron cohetes contra las localidades chiitas de Fua y Kafraya en la provincia de Idleb", indicó Abdel Rahman, que consignó la muerte de una persona y cinco heridos.

Fua y Kafraya son las únicas ciudades de la provincia de Idleb que todavía están controladas por el ejército y está integrada, junto a la ciudad rebelde de Zabadani, cerca de la frontera libanesa, en un acuerdo de alto el fuego entre el régimen y los rebeldes.

Civiles de Fua y Kafraya, así como combatientes y civiles de Zabadani, deben ser evacuados hacia regiones prorégimen y rebeldes respectivamente.

Por otro lado, las fuerzas gubernamentales tomaron este domingo el control de una estratégica localidad de la provincia de Alepo, Jan Tuman, al norte del país, según el OSDH.

"Unidades del ejército y de las fuerzas armadas leales al régimen controlan Jan Tuman y las fincas cercanas en la provincia de Alepo", anunció la agencia de prensa oficial siria Sana.

La televisión siria también difundió la información de que "Jan Tuman y las fincas cercanas son el más importante bastión de las organizaciones terroristas en el suroeste de la provincia de Alepo".

"La toma de control por parte de las fuerzas del régimen, el Hezbolá libanés y los combatientes leales de toda la localidad se realizó tras violentos enfrentamientos con rebeldes islamistas", confirmó Abdel Rahmane.

Los enfrentamientos entre ambos bandos fueron acompañados "de violentos bombardeos y al menos 40 ataques de la aviación siria y rusa contra la región", agregó. Precisó que 16 rebeldes islamistas murieron.

Desde mediados de octubre, el ejército ha ampliado sus operaciones terrestres contra los rebeldes al norte del país, con el apoyo de la aviación rusa, y ha conseguido retomar el control de varias regiones en la provincia de Alepo.

En Damasco, nueve personas resultaron heridas el domingo por un disparo de cohete que cayó sobre un autobús que circulaba en Mazzé, al oeste de la capital siria Damasco, indicó la agencia de prensa oficial.

"Nueve personas resultaron heridas por este cohete lanzado por terroristas que coincidió con el paso de un autobús por la carretera de Mazzé en Damasco", informó Sana.

AFP