Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño descansa en Kinshasa el 20 de julio de 2016. Más de 42 civiles murieron el 13 de agosto en Beni, ciudad del este de la República Democrática del Congo, en una matanza atribuida a rebeldes ugandeses

(afp_tickers)

Al menos 42 civiles murieron el sábado en Beni, ciudad del este de la República Democrática del Congo, en una matanza atribuida a rebeldes ugandeses, la última de una serie de brotes de violencia en la región en los últimos dos años.

El alcalde de Beni, Edmond Masumbuko, lamentó las muertes en un mensaje radial, en el que informó que el balance de fallecidos fue de 42 personas.

Por su parte, el presidente de la sociedad civil de la región, Edmond Masumbuko, indicó que hay 46 víctimas mortales y que 34 casas fueron quemadas.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional.

"Las banderas ondearán a media asta en todo el país y los programas de la televisión serán adaptados a estas circunstancias", dijo el portavoz del gobierno, Lambert Mende.

Durante la jornada, el portavoz del ejército, el teniente Mak Azukay, informó a la AFP de la matanza, que atribuyó a presuntos rebeldes de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) de Uganda.

"Acabamos de encontrar los cuerpos" en el barrio Rwangoma de Beni, agregó el portavoz, contactado por teléfono desde Goma, capital de la provincia de Kivu del Norte.

"Ya hay 35 cuerpos en la morgue del hospital de Beni", dijo Gilbert Kambale, dirigente comunitario de la ciudad.

Rwangoma es un barrio periférico de Beni, ciudad fronteriza con el parque de Virunga (lugar donde se refugian grupos armados), en el norte de Kivu del Norte.

El ataque tuvo lugar 72 horas después de la gira del presidente Joseph Kabila por la región, donde prometió hacer todo lo posible para "imponer" la paz y la seguridad.

"¡El presidente de la República pasó por aquí y ahora nos matan!", dijo Gilbert Kambale.

El ataque tuvo lugar entre las 19H00 y 23H00 (17H00 y 21H00 GMT), señaló la fuente.

Las fuerzas de la ADF esquivaron las posiciones del ejército para "masacrar a la población en represalia" por las operaciones de las fuerzas de seguridad en la zona, dijo Hazukay.

La ciudad y el territorio de Beni, en el norte de la provincia de Kivu del Norte, registraron desde octubre de 2014 una serie de matanzas que dejaron hasta ahora cientos de civiles muertos.

El gobierno congoleño y la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) acusan de esas matanzas a las ADF, rebeldes musulmanes opuestos al presidente Yoweri Museveni de Uganda presentes en el este de la RDC desde 1995.

Sin embargo, otras fuentes, como el Grupo de Estudios sobre el Congo de la universidad de Nueva York, dicen que las matanzas no son perpetradas sólo por las ADF, sino también por otros grupos armados e, incluso, el ejército.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP