Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un edificio destrozado, el del hotel Coral Julia Dumna, en la zona controlada por el Gobierno de la dividida localidad de Alepo, el 3 de julio de 2016, escenario en esta jornada de violentos combates

(afp_tickers)

Al menos 43 personas, entre ellas niños y personal médico, murieron en bombardeos del régimen sirio efectuados el sábado contra una localidad cercana a Damasco, donde los rebeldes islamistas capturaron y mataron a uno de sus pilotos, informó la organización OSDH.

La aviación y la artillería sirias bombardearon el sábado durante horas la localidad de Jairud, 60 kilómetros al noreste de la capital siria, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El balance de esos bombardeos se ha ido agravando con el paso las horas, según el OSDH.

Entre los 43 muertos figuran dos médicos, además de varias mujeres y niños, precisó el OSDH.

El viernes, el ejército acusó al grupo rebelde islamista Jaish al Islam de haber capturado y matado a uno de sus pilotos al caer su avión "por un problema técnico" cerca de la localidad de Jairud, bombardeada el sábado desde el aire y con artillería.

La localidad de Jairud, en la región montañosa de Qalamun, llevaba más de dos años libre de combates en virtud de una tregua entre las autoridades locales y el régimen.

Jaish al Islam anunció el viernes la captura del piloto y el derribo del avión. El portavoz del grupo, Islam Allushe, publicó en Twitter una fotografía supuestamente del oficial en el suelo, con un agujero en la nuca. Acusa a un yihadista del Frente al Nosra, la rama siria de Al Qaida, de haberlo ejecutado.

- Combates cerca de Alepo -

Por otra parte, violentos combates entre el ejército y fuerzas rebeldes se registraban este domingo cerca de la ciudad de Alepo, norte de Siria, donde las tropas gubernamentales lanzaron una ofensiva para cortar la última ruta de abastecimiento de los barrios controlados por los insurgentes.

Los combates estallaron el sábado en la zona agrícola de Mallah, al norte de Alepo, entre el ejército y grupos rebeldes islamistas aliados con el Frente Al Nosra, la rama siria de Al Qaida, informó el OSDH.

Desde hace dos años, las fuerzas del gobierno del presidente Bashar al Asad intentan tomar el control de esa zona estratégica que bordea la ruta del Castello, última vía de abastecimiento de los barrios rebeldes de Alepo con Turquía.

"Las fuerzas del régimen lograron progresar en la zona, pero la ruta del Castello sigue abierta", dijo a AFP Rami Abdel Rahmane, director del OSDH.

"Si toman el control de toda la zona de Mallah" las tropas gubernamentales "podrán cercar completamente los barrios rebeldes de Alepo", segunda ciudad más importante de Siria, agregó.

El ejército tomó Mallah pero aún debe progresar dos kilómetros para poder cortar la ruta del Castello, informó este domingo el diario sirio Al Watan, favorable al gobierno, citando a un comandante local.

Decenas de soldados de ambos bandos murieron en los combates, indicó el OSDH.

Desde julio de 2012, Alepo, capital económica de Siria antes de la guerra, está dividida entre los barrios del este, bajo control rebelde, y los del oeste, controlados por el gobierno.

La provincia de Alepo está dividida en varias zonas controladas por el gobierno, grupos rebeldes sirios no islamistas, el frente Al Nosra o yihadistas rivales del grupo Estado Islámico (EI).

La guerra en Siria ha causado más de 280.000 muertos y millones de desplazados desde 2011.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP