Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un vertedero de basura

(afp_tickers)

Al menos 46 personas murieron y decenas resultaron heridas en un deslizamiento de tierra en un vertedero de basura en la periferia de Adis Abeba, la capital de Etiopía, anunciaron este domingo las autoridades.

El balance es "ahora de 46 muertos, 32 de sexo femenino y 14 de sexo masculino", declaró a la AFP Dagmawit Moges, una portavoz de la municipalidad de Adís Abeba, precisando que hay niños entre las víctimas

La mayoría de las víctimas son personas que urgaban el sábado por la noche entre la basura en busca de objetos para vender, agregó la portavoz.

Según Moges, el deslizamiento había alcanzado una zona "relativamente grande", pues el vertedero se extiende en más de 30 hectáreas en el suroeste de la capital etíope.

Testigos y rescatados entrevistados por la AFP afirmaron que un flanco de la principal montaña de residuos se desprendió súbitamente el sábado por la noche y se llevó por delante viviendas precarias de los residentes del vertedero de Koshe, que significa "suciedad" en el argot amhárico, la principal lengua del país.

"Cuando sucedió, oímos un gran ruido, y cuando salimos, vimos un tornado que se dirigía hacia nosotros", contó Suleiman Abdulah, cuya vivienda, construida con palos de madera y láminas de plástico, quedó destruida.

"La gente nos ayudó y mi familia pudo irse antes de la destrucción", agregó.

Koshe es, desde hace más de 40 años, el principal vertedero de Adis Abeba, capital de 4 millones de habitantes con un crecimiento demográfico galopante.

El domingo por la tarde, seis excavadores buscaban entre los residuos eventuales supervivientes o cuerpos. La policía, por su parte, impedía acercarse a los mirones.

Según los residentes, el deslizamiento se debió a las obras de allanamiento de la cumbre de la montaña de residuos, en el marco de la construcción de una central de biogás. Las obras habrían acentuado la presión en los flancos de la colina, provocando el derrumbe.

Berhanu Degefe, uno de los habitantes, dijo que las autoridades pidieron a los traperos que evacuaran la zona a causa de las obras, pero que estos se quedaron a pesar de las advertencias.

Según residentes preguntados por la AFP, unas 300 personas viven en una cincuentena de viviendas precarias en el vertedero, algunas de las cuales salieron indemnes. Estas viviendas se construyeron en los dos o tres últimos años por "okupas" que, según Degefe, "viven allá donde encuentran un medio de subsistencia" .

Los vertederos, que contienen gran cantidad de residuos, en ocasiones tóxicos, son muy a menudo el único medio de supervivencia de las personas más pobres de África y de numerosos países del mundo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP