Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía burundés de la MINUSCA patrullando junto a una iglesia que fue quemada en Bazanga, en Bangui, el 3 de octubre de 2015

(afp_tickers)

La espiral de violencia que afecta a Bangui ha dejado desde fin de septiembre 61 muertos y 300 heridos, anunció este lunes el Gobierno centroafricano, revisando al alza un precedente balance de 40 muertos.

"El último balance de las violencias es, según fuentes médicas, de 61 muertos y más de 300 heridos", según un comunicado del ministro de Seguridad pública y portavoz del Ejecutivo, Dominique Said Panguindji.

Estos enfrentamientos se iniciaron el 26 de septiembre tras el asesinato de un conductor de moto-taxi de confesión musulmana, y se extendió a varios barrios de la capital.

Devastada durante dos años por un caos indescriptible y por sangrientos actos violentos intercomunitarios tras un golpe de Estado, República Centroafricana sigue en una complicada situación pese a la presencia de fuerzas de la ONU y francesas y a la ayuda internacional masiva.

La presidenta de transición de la República Centroafricana, Catherine Samba Panza, tuvo que abandonar el pasado lunes Nueva York, donde participaba de la Asamblea general de la ONU, para regresar de urgencia a Bangui, debido a estos enfrentamientos.

AFP