AFP internacional

Unos niños sirios preparan tiendas de campaña para acoger a personas evacuadas de zonas controladas por la oposición, el 12 de abril de 2017 en la ciudad de Idlib

(afp_tickers)

Un bombardeo aéreo alcanzó el sábado un hospital de campaña de una región rebelde del noroeste de Siria, hiriendo al menos a cinco personas y provocando importantes daños, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Se desconocía si el bombardeo, perpetrado en la provincia de Idlib, era obra de la fuerza aérea siria o rusa, según el OSDH.

"Un hospital situado en una cueva en la región de Al Abdin, en el sur de la provincia de Idlib, fue alcanzado por un bombardeo que provocó importantes daños, y quedó inutilizable", declaró a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Según un primer balance, "cinco miembros del personal médico resultaron heridos y fueron evacuados de los escombros mientras que otros cuatro siguen desaparecidos", agregó.

La provincia de Idlib, controlada por los rebeldes, suele ser blanco del régimen sirio y de su aliado ruso.

El 4 de abril, un presunto ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun, en la misma provincia, dejó decenas de muertos, muchos de ellos niños.

La mayor parte de la comunidad internacional acusó a Damasco de estar detrás del ataque y, tres días después, Estados Unidos lanzó 59 misiles contra la base aérea desde donde éste había sido dirigido, según Washington.

Al Abdin está a ocho kilómetros de Jan Sheijun.

Según el OSDH, las fuerzas del régimen tiraron un cohete en la misma región tras el bombardeo aéreo, matando a un joven que trabaja en el campo.

El conflicto sirio ha dejado más de 320.000 muertos y millones de desplazados desde que empezara, en marzo de 2011.

AFP

 AFP internacional