Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un helicóptero estadounidense sobrevuela el lugar del atentado suicida talibán en Kandahar este 2 de agosto de 2017 contra un convoy de la OTAN, donde murieron dos soldados estadounidenses

(afp_tickers)

Los talibanes perpetraron este miércoles un atentado con coche bomba contra un convoy de la OTAN cerca de Kandahar, en el sur de Afganistán, y mataron a dos soldados estadounidenses.

"Puedo confirmar que dos soldados estadounidenses murieron en combate en Kandahar cuando su convoy fue atacado" indicó el capitán de navío Jeff Davis, en un comunicado publicado en Washington.

"Alrededor del mediodía (07H30 GMT), un coche bomba atacó un convoy de fuerzas extranjeras en la zona de Daman en Kandahar", explicó en Kandahar un portavoz de la policía provincial, Zia Durrani.

"Vi un vehículo de fuerzas extranjeras en llamas tras el ataque", contó un testigo, el comerciante Mohamed Azim. "Poco después, unos helicópteros aterrizaron en la zona, sacaron tres cadáveres del vehículo y se los llevaron. Había tres vehículos blindados en el convoy", indicó.

Los talibanes, que perpetraron numerosos ataques en la provincia de Kandahar, han reivindicado el atentado mandando un SMS a la AFP, unas dos horas después del ataque.

La OTAN finalizó su misión de combate en Afganistán a finales de 2014, tras una década de intervención en el país asiático. Desde entonces, el ejército y la policía locales han intentado combatir a la insurrección talibana mientras afrontaba la creciente amenaza del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

- Ofensiva talibana -

Los talibanes han intensificado su ofensiva contra las fuerzas gubernamentales durante el verano, un periodo en que las temperaturas más cálidas tienden a provocar un aumento de los ataques del grupo extemista sunita.

El anterior atentado contra las tropas de la OTAN en Afganistán tuvo lugar a primeros de mayo en Kabul y dejó ocho muertos y 28 heridos. Tres soldados de la coalición sufrieron lesiones, pero la mayoría de las víctimas fueron civiles.

En julio, un soldado estadounidense murió y otros dos resultaron heridos en la provincia de Helmand, vecina de la de Kandahar, mientras llevaban a cabo una operación contra los talibanes.

Esos atentados ocurrieron en un momento en que el presidente estadounidense, Donald Trump, se plantea enviar más tropas a Afganistán, casi 16 años después de la invasión estadounidense para derrocar al régimen talibán.

El contingente de Estados Unidos se eleva a 8.400 soldados en Afganistán, una presencia muy inferior a los 100.000 militares estadounidenses que había en el país seis años atrás. Su labor consiste, sobre todo, en formar y asesorar a las fuerzas locales.

Los aliados de Estados Unidos en la OTAN tienen, por su parte, a 5.000 soldados en Afganistán.

El mando estadounidense en Afganistán solicitó miles de tropas adicionales para afrontar la doble ofensiva de los talibanes y el grupo EI, y se espera que el nuevo secretario de Defensa, Jim Mattis, presente próximamente una nueva estrategia estadounidense en el país.

El martes, un atentado suicida dejó cerca de 30 muertos en una mezquita chiita de Herat, en el oeste de Afganistán.

Nadie reivindicó ese ataque, pero, desde hace un año, el grupo Estado Islámico atacó en varias ocasiones a grupos de personas y mezquitas chiitas, minoría en el país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP