Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un equipo forense llega al lugar de una explosión mortal el pasado 5 de abril en Lahore, al sur de Pakistán

(afp_tickers)

Al menos nueve personas, entre ellas dos niños, murieron este martes por la explosión de una bomba al paso de un minibús en el noroeste de Pakistán, indicaron autoridades locales.

El minibús, que llevaba numerosos pasajeros, topó con la bomba colocada al borde de la carretera cerca de Godar, en la zona tribal de Kurram.

"Tenemos confirmación de que nueve personas han muerto por la explosión. Al menos otras 13 están heridas", indicó a la AFP un responsable de la administración local, Irfan Ali.

Entre las víctimas mortales figuran un bebé y un niño de nueve años, según un responsable de los servicios médicos del distrito, el doctor Mujhid Jan. Ningún grupo ha reivindicado por el momento este atentado.

La zona tribal de Kurram es conocida por enfrentamientos sectarios recurrentes entre suníes y chiíes, que constituyen alrededor del 20% de la población de Pakistán. También es desde hace tiempo un bastión de los talibanes y otros grupos afiliados a ellos.

La capital de este distrito, Parachinar, fue golpeada dos veces este año por atentados reivindicados por los talibanes contra dos mercados de la ciudad. La primera bomba dejó 24 muertos en enero. La segunda, un atentado suicida con coche bomba, mató a 22 personas en marzo.

Los habitantes son también regularmente víctimas de minas colocadas por las fuerzas soviéticas en las ciudades pakistaníes fronterizas de Afganistán durante su guerra en este país de 1979 a 1989.

Estas minas estaban destinas a disuadir a la población local de unirse a una insurrección anticomunista del otro lado de la frontera.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP