Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Desde marzo de 2012, varias zonas de Mali y los países vecinos se encuentran en manos de grupos yihadistas vinculados a la red Al Qaida

(afp_tickers)

El grupo Al Qaida de Mali difundió un vídeo con la prueba de vida de una monja colombiana y otros cinco rehenes extranjeros secuestrados por la red yihadista, según el sitio de control y vigilancia SITE, con sede en Estados Unidos.

El vídeo de 16 minutos y 50 segundos muestra a la religiosa que se identifica como Gloria Cecilia Narváez. Fue difundido el sábado por el "Grupo de respaldo al Islam y los Musulamnes" (Nusrat Al Islam wal Muslimin) a través de la red encriptada Telegram.

Los otros extranjeros secuestrados que figuran en el vídeo son el cirujano australiano Arthur Kenneth Elliott, la francesa Sophie Petronin, el sudafricano Stephen McGown, el rumano Iulian Ghergut y la suiza Beatrice Stockly.

Hasta el momento, ningún grupo había reivindicado el secuestro.

"Gloria Cecilia Narváez fue enviada por su congregación a Mali para respaldar y ayudar a los cruzados predicando el cristianismo y convertir a musulmanes a su religión", indica en árabe el vídeo, según una transcripción de SITE. "Ella y su congregación sólo se proponen despojar a los musulmanes de Mali de sus creencias y reemplazarlas por falsedades", agrega el documento.

Precisa que de momento no hay negociaciones en curso para rescatar a los rehenes pero al mismo tiempo asegura que las negociaciones "siguen activas".

La difusión del vídeo coincidió con la llegada a Mali del presidente francés, Emmanuel Macron, para reunirse este domingo con cinco mandatarios del grupo regional G5 Sahel y examinar las modalidades de despliegue de una fuerza común anti-yihadista.

El vídeo muestra uno tras otro a los rehenes, introducidos por un narrador.

Sor Gloria, de 56 años y miembro de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, una congregación de origen suizo nacida en 1893 en Colombia y con presencia en 17 países, fue secuestrada el 7 de febrero cerca de la localidad de Koutiala, 400 kilómetros al este de la capital Bamako. Trabajaba como misionera desde hacía seis años en la parroquia de Karangasso.

Desde marzo de 2012, varias zonas de Mali y los países vecinos se encuentran en manos de grupos yihadistas vinculados a la red Al Qaida.

AFP