Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Familiares de los soldados y policías libaneses secuestrados por los yihadistas en Siria se manifiestan mostrando retratos para pedir su liberación, en Beirut, el 6 de octubre de 2015

(afp_tickers)

La rama de Al Qaida en Siria liberó este martes a 16 soldados y policías libaneses secuestrados desde hace más de un año, a cambio de la excarcelación de 13 prisioneros y de ayuda humanitaria.

El intercambio con el Frente al Nosra se produjo en la montaña de Arsal, en los confines de Líbano y Siria. Los 16 hombres llegaron a bordo de cuatro vehículos de la Cruz Roja a un puesto de control militar en esta región montañosa.

Este intercambio pone fin parcialmente al calvario de las familias de los secuestrados, que acampaban desde hace más de un año en tiendas de campaña, cerca de la sede del primer ministro de Líbano, para presionar a las autoridades libanesas.

"Desde hace varios días, no dormía pues había señales positivas" confió a la AFP Marie Khoury, cuyo hermana figura entre los liberados. "Habrá siete días de festividades en Kobayate", la localidad cristiana de donde son originarios, en la llanura de Akkar, en el norte del Líbano, añade la mujer.

El servicio de Seguridad General de Líbano confirmó que los hombres - tres soldados y 13 policías - habían sido entregados a las autoridades. A cambio de la liberación, 13 personas detenidas por las autoridades libanesas fueron liberadas.

En las negociaciones con el Frente al Nosra, Catar desempeñó un rol importante, según responsables libaneses.

Los secuestrados formaban parte de decenas de efectivos libaneses capturados en agosto de 2014, cuando la rama siria de Al Qaida, el Frente al Nosra, y el grupo Estado Islámico (EI) hicieron una breve incursión en la ciudad libanesa de Arsal, en la frontera.

Al Nosra ejecutó a dos de sus rehenes y uno de los dos cuerpos fue entregado previamente este martes a las autoridades libanesas en el marco del intercambio. El EI decapitó a dos rehenes, y un quinto sucumbió a las heridas sufridas durante los combates en Arsal.

Nueve secuestrados siguen en poder del EI, pero las autoridades no "van a ahorrar ningún esfuerzo para liberarlos", dijo el servicio de Seguridad General en un comunicado

Entre los familiares de los liberados este martes, la alegría no será completa "hasta que los rehenes del EI sean liberados, y esperamos que el Estado libanés redoble sus esfuerzos para obtener su liberación", según Marie Khoury.

- Cálida acogida -

Los rehenes liberados este martes recibieron una cálida acogida por parte de los habitantes locales, que les lanzaron arroz y los llevaron sobre sus espaldas en señal de triunfo.

De las 13 personas detenidas por las autoridades libanesas y liberadas en el intercambio, diez aseguran querer permanecer en Beirut, según una fuente de la Seguridad General.

Entre ellas figura Sujat Dulaimi, exmujer del jefe del EI, Abu Bakr al Bagdadi, detenida a finales de 2014. La mujer explicó que deseaba ir a Turquía con sus tres hijos, entre éstos una niña que tuvo con el jefe del Estado Islámico.

AFP