Los albaneses enterraron a sus muertos el viernes después del violento terremoto en el que murieron 49 personas y más de 5.000 perdieron sus casas, según un nuevo balance divulgado el viernes por el primer ministro Edi Rama.

El terremoto, de una intensidad de 6,4 fue el más violento de los últimos cien años en Albania y se produjo antes del amanecer, cuando la gente estaba en casa durmiendo.

El epicentro del temblor se situó en el mar Adriático, a 34 kilómetros al noroeste de Tirana, a una profundidad de 10 kilómetros, según el Centro Sismológico Euromediterráneo

El sismo se registró a las 03h54 (02H54 GMT). En Tirana, donde 70 edificios y 250 casas resultaron muy dañados, los habitantes, aterrados, salieron a las calles.

Edificios enteros se derrumbaron como castillos de naipes y numerosas personas quedaron atrapadas entre los escombros.

El temblor se sintió incluso en la región de los Balcanes, en Sarajevo, a unos 400 km, o en la ciudad serbia de Novi Sad a 700 km, según la prensa y las alertas publicadas por habitantes en las redes sociales.

Las ciudades de Durres, de 400.000 habitantes y muy turística, en la costa Adriática, y Thumane, al norte de Tirana, se vieron especialmente afectadas.

Después de tres días sin descanso, los equipos de rescate de toda Europa continuaban el viernes buscando a supervivientes entre las montañas de escombros en Durres, donde aún hay desaparecidos.

El terremoto dejó además un saldo de 750 heridos Entre los fallecidos, según el jefe de gobierno, hay familias enteras.

Alrededor de 3.500 personas carecen de hogar, de las cuales unas mil están alojadas en centros de acogida, mientras que el resto viven con parientes.

"Se ha rescatado con vida de los escombros a 45 personas", agregó Rama. Los socorristas albaneses cuentan con el apoyo de más de 200 expertos italianos, griegos y franceses, a los que se suman perros y material especializado.

El primer ministro prometió nuevas viviendas para cada familia afectada en 2020. Las autoridades, las oenegés y las instituciones privadas han pedido donaciones para ayudar a las víctimas. "Según una primera estimación, las contribuciones superan los cinco millones de euros y 1,5 millones de dólares", declaró el jefe de gobierno.

Albania observó el miércoles un día de duelo nacional. Se cancelaron las festividades de la independencia, el 28 y 29 de noviembre.

Este país es conocido por su urbanismo salvaje, especialmente en las zonas turísticas. Según un sismólogo albanés, Rrapo Ormeni, se trata del terremoto más potente en la región turística de Durres desde 1926.

El arquitecto albanés Maks Velo cuestiona, en una entrevista con la AFP, un "desarrollo caótico" en el que los constructores "añaden pisos a los pisos sin permiso", con material que no cumple las normas de seguridad.

Los Balcanes experimentan una fuerte actividad sísmica debido a los movimientos de las placas tectónicas africanas y euroasiáticas, así como los de la microplaca adriática. Aquí los sismos son frecuentes. En 1963, un terremoto dejó un millar de muertos en Skopje.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes