Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

(De izquierda a derecha) el presidente de Francia, François, la canciller alemana, Angel Merkel y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, durante una conferencia de prensa conjunta el 27 de junio de 2016 en Berlín

(afp_tickers)

Los líderes de Alemania, Francia e Italia prometieron este lunes darle "un nuevo impulso" a la Unión Europea y advirtieron que no habrá negociaciones con Londres antes de que se efectúe formalmente la petición de salida.

Esta advertencia efectuada por los líderes de los países más poblados de la UE indica que el Reino Unido primero tendrá que dar el paso decisivo de invocar el artículo 50, antes de negociar el futuro de los tratados en materia comercial y en otros ámbitos.

"En esto estamos de acuerdo, no va a haber discusiones formales o informales sobre la salida del Reino Unido de la UE mientras no haya una demanda de salida de la UE", dijo en Berlín la canciller Angela Merkel, acompañada del presidente francés, François Hollande, y del primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Este lunes el ministro de Finanzas, George Osborne, dijo el Reino Unido activará el artículo 50 para abandonar la UE en el momento oportuno.

"Sólo el Reino Unido puede activar el artículo 50. En mi opinión, debemos hacerlo cuando tengamos una visión clara de los nuevos acuerdos con nuestros vecinos europeos" explicó Osborne mediante un discurso en la sede del Tesoro británico.

La canciller también anunció que van a presentar una propuesta a los otros jefes de Estado y de gobierno de la UE para "dar un nuevo impulso" al proyecto, "en diferentes ámbitos en los próximos meses".

Hollande mencionó la "seguridad, la protección de las fronteras, la lucha contra el terrorismo", el crecimiento, el empleo "con apoyo a la inversión" y ayudas para los jóvenes.

Por su parte, Renzi consideró que hay una necesidad muy "clara y fuerte", de "remodelar el proyecto europeo en los próximos años".

En el ámbito económico, los líderes publicaron una declaración común que se refiere en particular a los países del euro para trazar un plan de mayor convergencia, que "incluye los ámbitos sociales y fiscales", en el cual hay muchos gobiernos celosos de las prerrogativas nacionales de otros Estados.

Esta propuesta todavía es un marco amplio que debe ser discutido el martes y el miércoles en la reunión de jefes de Estado y de gobierno en Bruselas, centrada en el tema del Brexit, antes de un encuentro especial de los 27 previsto para septiembre.

El presidente francés defendió que ambas partes se beneficiarán de un proceso de salida rápido.

"La responsabilidad es no perder tiempo para tratar de una forma adecuada la cuestión de la salida del Reino Unido" y para abordar "el tema del nuevo impulso que debemos darle a la Unión Europea de 27" , dijo.

"No hay nada peor que la incertidumbre, que genera comportamientos políticos que muchas veces son irracionales" y también "movimientos financieros que pueden ser igual de irracionales", aseguró el presidente francés.

Renzi se expresó en el mismo sentido y dijo: "es necesario que las cosas avancen".

Merkel destacó que no "no debe haber un periodo de incertidumbre" y que la UE debe tener en cuenta las fuerzas centrífugas en otros países que desean dejar el pacto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP