Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un migrante afgano sobre el tejado de una fábrica abandonada que utiliza como hogar temporal en Patras, suroeste de Grecia, el 20 de junio de 2017

(afp_tickers)

Los ministros del Interior italiano, francés y alemán quieren elaborar "un código de conducta para las ONG" que socorren a los migrantes en el Mediterráneo y "reforzar el apoyo a los guardacostas libios", anunciaron este lunes en un comunicado.

El objetivo es regular las operaciones de rescate en el mar Mediterráneo, donde los guardacostas italianos, las patrullas fronterizas europeas y las ONG socorren a los migrantes que intentan llegar a las costas de Europa a bordo de precarias embarcaciones.

Italia ha urgido a los demás países europeos a abrir sus puertos a los barcos que socorren a los migrantes para reducir la carga que sufre Roma.

Esa petición se produjo antes de que los tres ministros se reunieran a partir del domingo en París para buscar un "enfoque coordinado" con el que ayudar a Italia a hacer frente al flujo de migrantes que llegan a sus puertos.

Italia se queja de que se la dejó sola frente a la crisis migratoria y pide más ayuda a sus socios europeos. El país registró desde inicios de año más de 83.000 llegadas de migrantes, un aumento de más del 19% respecto al mismo periodo de 2016. La mayoría proceden de Libia.

Las propuestas de los ministros, que serán sometidas a los 28 Estados miembros de la Unión Europea a finales de esta semana, prevé también incrementar la ayuda a la agencia de la ONU para los refugiados para aumentar el número de campos de acogida para refugiados en Libia.

AFP