Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro turco de Asuntos Europeos, Ömer Çelik, en una rueda de prensa en Tallin, el 8 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

El ministro turco de Asuntos Europeos, Ömer Çelik, lamentó este viernes la "instrumentalización" de la UE por parte de Alemania en sus diferencias con Turquía, pero celebró el rechazo de algunos países a poner fin a sus negociaciones de adhesión.

"Puedo decir claramente que no existe un entusiasmo para detener o poner fin a las negociaciones de adhesión" de Turquía al bloque europeo, subrayó el ministro turco en el marco de una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Tallin, a la que asistieron también países candidatos.

Tras el llamado de la jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, a acabar con el proceso de adhesión turco, Çelik estimó que "quienes en este momento vienen con nuevos argumentos" para detener las discusiones "intentan de hecho instrumentalizar la UE para solucionar problemas bilaterales".

"Turquía es un gran país, importante desde un punto de vista estratégico", subrayó el ministro turco, para quien no se puede "detener o suspender las negociaciones de adhesión, y reanudarlas seis meses más tarde".

Las declaraciones de Merkel tuvieron lugar en plena campaña de las elecciones legislativas previstas en Alemania el 24 de septiembre, en la que la líder conservadora parte como gran favorita.

La influyente canciller aseguró además que buscaría con otros países de la UE "una posición común" sobre el futuro de las negociaciones con Turquía, aunque varios países del bloque ya han mostrado sus reticencias a ponerles fin.

Aunque a las capitales europeas les preocupa la situación de los derechos humanos en Turquía por las purgas lanzadas por el Gobierno turco tras la intentona golpista de julio de 2016, también tienen en cuenta el papel del Gobierno turco para enfrentar la crisis migratoria y en la lucha antiterrorista.

Pero las relaciones entre Alemania y Turquía no paran de degradarse desde entonces. "Alemania es nuestro aliado (...) Tenemos vínculos históricos con Alemania, pero por supuesto también nos ocupan asuntos incómodos en este momento", agregó Çelik.

Turquía reprocha a Alemania su laxismo frente a la red del predicador Fetullah Gülen y de la guerrilla kurda del PKK, las dos bestias negras del gobierno islamista conservador del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Y el jefe de la diplomacia alemana, Sigmar Gabriel, no ahorra críticas contra el gobierno de Erdogan, que no duda en responder a Alemania.

El ministro turco de Asuntos Europeos expresó, en este sentido, la "incomodidad" que le generan las declaraciones de "algunos políticos alemanes" y llamó a poner fin a ese "círculo vicioso" para "concentrarse en el futuro".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP