Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer observando las flores y mensajes dejados ante la catedral de Colonia, el 11 de enero de 2016, a raíz de las agresiones sexuales denunciadas en la noche de fin de año, que conmocionaron a la sociedad alemana

(afp_tickers)

Alemania aprobó este jueves una nueva ley que amplía la definición de violación y facilita la deportación de los extranjeros que cometan delitos sexuales, meses después de la conmoción por las agresiones cometidas en Colonia la noche de fin de año.

La nueva ley, bautizada por la prensa 'No es no' y que llevaba años siendo debatida, se aceleró tras la ola de agresiones sexuales cometidas la noche de fin de año en Colonia (oeste), en muchos casos atribuidas a refugiados a pesar de que por el momento no ha habido condenas.

La cámara baja del Parlamento (Bundestag) aprobó el texto por unanimidad conr 601 votos aunque todavía tiene que ser aprobado por la cámara alta a finales de año.

Según el texto, cualquier acto sexual "cometido contra la voluntad identificable de otra persona" se convertirá en infracción penal.

"Es un cambio importante de paradigma", se felicitó BFF, un organización de apoyo a las mujeres víctimas de violencia.

El texto reforma el actual artículo 177 del código penal, en vigor desde 1998, que definía la violación como relaciones sexuales obtenidas "por la violencia, por amenazas a la vida o a la integridad corporal" o cuando la víctima está "privada de defensa".

Este texto fue muy criticado porque excluye relaciones bajo amenaza de represalias profesionales o los casos en que la víctima de violación está ebria o paralizada por el miedo.

El Gobierno había anunciado en 2014 una ley para "proteger mejor a las mujeres" y, a mediados de marzo, el ministro de Justicia, Heiko Maas, anunció un proyecto de ley pero que no tocaba el artículo 177.

Sin embargo, esta reforma limitada promovida por Maas se vio sobrepasada por la emoción de las agresiones en Colonia y también por el juicio a Gina-Lisa Lohfink, una modelo acusada de "calumnias" tras haber denunciado una violación.

La modelo, juzgada en Berlín a pesar de que en un vídeo se ve claramente como dice "no" a sus presuntos agresores —un futbolista y un empleado de una discoteca de Berlín—, ha suscitado una ola de solidaridad en las redes sociales con la etiqueta #TeamGinaLisa

- 'Tarea insoluble' -

La nueva ley también ha recibido críticas.

Según Helina Wawzyniak, una diputada de izquierda, es la consecuencia del "populismo" posterior a los hechos de Colonia y "da la impresión de que son sobre todo los migrantes los que cometen agresiones sexuales".

Otros temen la multiplicación de falsas acusaciones.

En el otro extremo algunos medios, como el diario Tagesspiegel, apuntan a que el texto no va lo suficientemente lejos y podría crear "expectativas demasiado altas".

Según el periódico, castigar todas las violaciones es una "tarea irresoluble" porque es muy difícil "diferenciar un crimen de lo que millones de personas hacen cada día".

Según el periódico de Berlín, cambiar la definición de violación no permitirá escapar, en caso de que no haya testigos, a los desencuentros entre las versiones de los implicados.

Según datos de la agencia DPA, cada año hay en Alemania 8.000 casos de violación, pero solo una de cada diez víctimas lo denuncia y sólo una de cada diez denuncias termina en condena.

La última reforma legislativa tuvo lugar en 2011, cuando el Consejo de Europa creó una convención para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres, obligando a los países firmantes, entre ellos a Alemania, a penalizar todos los actos sexuales no consensuados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP