Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Salón del automóvil en Detroit, Estados Unidos, el 11 de enero de 2016

(afp_tickers)

La agencia federal del automóvil (KBA) puso en marcha este lunes el programa de retirada de 630.000 vehículos en Alemania, una gestión voluntaria de la industria alemana, en apuros a causa del escándalo de los motores diésel.

La KBA autorizó la retirada del 4x4 Macan, uno de los vehículos más vendidos por el constructor de alta gama Porsche, según un comunicado del ministerio de Transportes alemán.

Se trata de la primera etapa de un vasto plan de retirada voluntaria anunciado en abril por el ministerio, que había constatado durante una investigación "irregularidades" en los niveles de emisión de los vehículos diésel de varias marcas, entre las cuales cinco alemanas.

Audi y Porsche, marcas del grupo Volkswagen, pero también Opel (General Motors), Mercedes (Daimler) y Volkswagen utilitarios se comprometieron a proceder a estas retiradas.

En los vehículos concernidos, el sistema de filtración de emisiones contaminantes se desactiva automáticamente cuando la temperatura exterior desciende por debajo de cierto umbral. De acuerdo a la normativa europea vigente este procedimiento sólo es autorizado para evitar accidentes o daños al motor.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP