Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios solicitantes de asilo llegan a un primer centro de registro de refugiados el pasado 2 de diciembre en Giessen, al oeste de Alemania

(afp_tickers)

Alemania registró en noviembre 206.101 demandantes de asilo, un nuevo récord para el país, que contabilizó desde inicios de año 964.574 migrantes, anunció este lunes el Ministerio del Interior.

Este ritmo de llegadas permite prever que Alemania superará el millón de demandantes de asilo antes de que acabe el año. Oficialmente, el país esperaba 800.000 en este 2015.

Los datos del ministerio contabilizan los inmigrantes que llegan al país y prevén pedir asilo, aunque todavía no lo hayan hecho. Los datos no precisan las nacionalidades de los demandantes, aunque según estadísticas anteriores, los sirios y los afganos son los más numerosos (88.640 y 31.000 respectivamente en octubre).

En su comunicado, el ministerio sí que precisa el período promedio necesario para examinar los pedidos de asilo, que van de 2,9 meses para los ciudadanos de Kosovo hasta 14,9 meses para los paquistaníes. Las demandas de los sirios son tratadas en un tiempo medio de 2,4 meses.

El ministerio explica que la reducción del período de examen se debe a que la Oficina Central de Refugiados prefiere tratar primero los casos de los países peligrosos, como Siria, y los de países considerados seguros, como los de los Balcanes, cuyos ciudadanos no tienen ninguna posibilidad de recibir el asilo.

Alemania, primer país de acogida de migrantes en Europa, no ha dejado de repetir que los países de la UE tienen un deber moral para con los refugiados que huyen de países en guerra.

No obstante, el gobierno de Berlín ha endurecido el tratamiento de los pedidos presentados por los recién llegados, para reducir el flujo.

AFP