Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de la compañía aérea Air France estacionado en una terminal del aeropuerto Charles de Gaulle en el norte de París, el 20 de enero de 2017

(afp_tickers)

Algunas compañías aéreas han vuelto a transportar este sábado hacia Estados Unidos a ciudadanos de los siete países a los que se prohíbe la entrada, tras bloquear la justicia un decreto antiinmigración de Donald Trump, aunque otras son prudentes por la situación incierta.

Air France, Qatar Airways, Lufthansa, Etihad y Swiss indicaron que aplican las nuevas directivas de la justicia de Estados Unidos, siempre y cuando los pasajeros posean un visado en regla.

"Desde esta mañana, se aplica inmediatamente la decisión de justicia tomada anoche (viernes). Todos los pasajeros que se presenten con papeles en regla para ir a Estados Unidos serán embarcados", afirmó a la AFP un portavoz de Air France, sin dar más precisiones.

Esta decisión se tomó después de que una corte federal de Estados Unidos suspendiera el viernes en todo el país el polémico decreto migratorio del presidente Donald Trump, que prohibía durante tres meses la entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen) así como a todos los refugiados, durante cuatro meses.

Fue apuntalada el sábado por el anuncio de la diplomacia estadounidense de que se retracta sobre la revocación provisional de unas 60.000 visas dadas a ciudadanos de esos países.

El ministerio de Seguridad interior afirmó que "suspende todas las acciones que aplican" el decreto.

En su respectivo sitio internet, varias compañías aéreas como Qatar Airways o la alemana Lufthansa, anunciaron que aplicaban la nueva directiva.

La compañía estadounidense United Airlines indicó a la AFP que "aplicará las nuevas directivas" de la oficina estadounidense de fronteras y aduanas (Customs and Border Protection -CBP).

Por su parte la aerolínea emiratí Etihad indicó que "aceptará de nuevo a los ciudadanos de los siete países" concernidos en esos vuelos, declaró un portavoz de la compañía, que pidió sin embargo a sus clientes informarse ante consulados y embajadas estdounidenses sobre cómo evoluciona la situación.

En Egipto, un responsable del aeropuerto de El Cairo indicó que las compañías aéreas habían recibido una nota del aeropuerto JFK de Nueva York sobre la suspensión del decreto presidencial

La nota se aplica a todos los pasajeros con visado de inmigración o de turismo, con vuelo directo a Estados Unidos o en tránsito por otro aeropuerto, según este responsable, que requirió el anonimato.

"Todos los pasajeros con documentos de viaje válidos pueden viajar en cualquiera de los vuelos de Swiss con destino a Estados Unidos", aseguró la compañía helvética en una declaración transmitida a la AFP.

- ¿Autorización temporal? -

Pero esta autorización podría tener efecto temporal. Es válida en el territorio estadounidense mientras es examinada una demanda interpuesta por el ministro de Justicia del Estado de Washington, Bob Ferguson.

La Casa Blanca ha ordenado acciones para replicar a la decisión de justicia y hacer aplicar el decreto.

"¡La opinión de ese supuesto juez, que básicamente priva a nuestro país de su policía, es ridícula y será anulada!", advirtió el presidente estadounidense en una serie de tuits, un día después de que el juez bloqueara temporalmente su decreto.

En Teherán, una agencia de viajes aconsejó a los iraníes que desean viajar a Estados Unidos que lo hagan lo más rápido posible.

"A todos los que tienen un visado (...) tomen un avión hacia cualquier ciudad (de Estados Unidos) esta misma noche", dijo un consejero de esta agencia, pidiendo el anonimato.

En efecto, la decisión del juez federal puede ser "rechazada en apelación", advirtió, y aconsejó a los iraníes que no firmen ningún documento si se les impide entrar en territorio estadounidense a su llegada al aeropuerto.

Esa incertidumbre impulsa a algunas compañías a ser prudentes. La finlandesa Finnair no ha cambiado su dispositivo a falta de confirmación oficial por las autoridades norteamericanas, según indicó un portavoz.

La compañía "low cost" noruega Norwegian considera por su lado que la situación es "incierta" y pidió a los pasajeros que consulten con la embajada de Estados Unidos, según indica en un comunicado.

Algo similar ocurre con la escandinava SAS, que dice ignorar si las aduanas de Estados Unidos respetan o no el bloqueo del decreto antiinmigración.

Varios ciudadanos de estos siete países han sido retenidos en estos últimos días en los aeropuertos a su llegada, o se les impidió embarcar desde otros con destino a Estados Unidos, suscitando masivas protestas internacionales y la condena de organizaciones de defensa de derechos humanos.

AFP