AFP internacional

Aviones en el aeropuerto de Fiumicino en Roma el 28 de abril de 2017

(afp_tickers)

Los accionistas del grupo Alitalia votaron el martes por unanimidad colocar a la compañía aérea bajo administración extraordinaria, tras el rechazo de sus empleados mediante referéndum a un plan de reestructuración propuesto por la dirección.

"La asamblea de accionistas (...) toma nota con gran tristeza del resultado del referéndum entre sus empleados, que excluye la reactivación y la restructuración de la empresa", indica la compañía italiana en un comunicado.

"Los vuelos y las actividades de Alitalia no sufrirán ninguna modificación y se mantienen según el programa previsto", precisa el texto.

En referéndum realizado entre el 20 y el 24 de abril, en el que participó el 90% de sus 12.500 empleados, el personal rechazó por un 67% un plan que prevé 1.700 supresiones de empleo y una reducción de sueldo del 8%.

Alitalia padece la competencia de las compañías de bajo coste y acumula pérdidas desde hace años, pese a la entrada en su capital en 2014 de la compañía emiratí Etihad.

Los accionistas italianos y Etihad dijeron estar dispuestos a financiar el plan industrial hasta los 2.000 millones de euros, a condición de que fuera confirmado por el personal.

El procedimiento de colocación bajo administración extraordinaria, existente en la legislación italiana, prevé que el gobierno nombre a uno o varios administradores para determinar si el futuro de la compañía requiere su venta total o parcial, o su desmantelamiento.

AFP

 AFP internacional