La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos envió este jueves una misión de investigación a Chile para verificar denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en ese país sudamericano, que enfrenta desde hace varios días una grave crisis social.

Michelle Bachelet, quien ha sido por dos veces presidenta de Chile, señaló en un tuit: "Estoy muy preocupada y triste de ver violencia, muertes y lesiones en Chile. Exhorto al Gobierno a trabajar con todos los sectores y encontrar soluciones para abordar agravios. Urjo a los que planean participar en las protestas a hacerlo pacíficamente".

"Tras monitorear la crisis desde el comienzo --añadió Bachelet-- he decidido enviar una misión de verificación para examinar las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos en Chile. Parlamentarios y el Gobierno han expresado su interés en recibir una misión" de la ONU.

Ya el lunes había dicho que se encontraba "profundamente entristecida" por los disturbios en Chile y reclamó investigaciones independientes, imparciales y transparentes sobre las "preocupantes denuncias" de un uso excesivo de la fuerza por parte de fuerzas de seguridad y ejército.

Dieciocho personas, entre ellas un niño, han muerto, según cifras oficiales, desde el comienzo, el 18 de octubre, de la crisis.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes