Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de milicias armadas en Kikla, a 150 kilómetros de Trípoli, el 18 de noviembre de 2014

(afp_tickers)

El Gobierno de Unión Nacional libio (GNA) anunció el sábado haber alcanzado un alto el fuego en Trípoli, después de que enfrentamientos entre dos grupos armados dejaran al menos nueve heridos el viernes.

Una calma precaria reinaba este sábado en la capital libia, según los corresponsales de la AFP.

"Hemos logrado alcanzar un acuerdo de alto el fuego", indicó el GNA, el Gobierno reconocido por la comunidad internacional, en un comunicado.

El GNA y varios "responsables de las ciudades de Tarhuna (a 120 kilómetros al sureste de Trípoli) y Gharian" (a 85 kilómetros al sur de Trípoli" serán los encargados de supervisar el acuerdo, añadió la misma fuente.

A última hora de la tarde del jueves, estallaron violentos enfrentamientos entre dos grupos armados que controlan varios barrios del este de Trípoli.

Una de esas organizaciones acusaba a la otra de haber secuestrado a cuatro de sus miembros, según la agencia de prensa libia LANA, con sede en la capital.

La mitad de la capital libia quedó paralizada por el intercambio de disparos de artillería de las facciones rivales el jueves por la noche y el viernes, y los habitantes de la zona instaron a las autoridades a intervenir para detener la violencia.

La Media Luna Roja libia tuvo que instalar un hospital improvisado en una rotonda cerca del lugar de los enfrentamientos.

Al menos nueve personas resultaron heridas, según los servicios de emergencia.

Tres comités se encargarán de supervisar la aplicación del alto el fuego y la atención de los heridos, así como de "evaluar los daños materiales (...) para indemnizar a los habitantes", informó el GNA.

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen del dictador Muamar Gadafi en 2011, con dos autoridades rivales que se disputan el poder: el GNA en Trípoli y una autoridad instalada en el este.

Muchas milicias armadas controlan, además, varios sectores de la capital y del país.

AFP