Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una planta de Tequila en Guadalajara, México en agosto de 1999

(afp_tickers)

Arrastrada por el desplome de su principal economía, Brasil, América Latina alcanzará este año su peor desempeño en seis años, con una caída promedio de 0,4%, en un escenario que apenas se recuperará en 2016, con una leve expansión de 0,2%, de acuerdo a la Cepal.

"Las economías de América Latina y el Caribe tendrán un retroceso de 0,4% en promedio en 2015 y crecerán solo 0,2% el próximo año, impactadas por un complejo escenario externo", dijo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un organismo técnico de las Naciones Unidas, al entregar un balance anual.

La contracción de las economías latinoamericanas, que alcanzaron su peor desempeño desde 2009, "fue consecuencia del menor dinamismo exhibido por las economías de América del Sur, que pasaron a registrar una expansión como grupo del 0,6% en 2014 a una caída del 1,6% en 2015", explicó la Cepal.

El resultado subregional estuvo "muy influenciado" por el desplome de la economía brasileña, la más grande de la región, que se contrajo un 3,5%, junto a la pronunciada baja de la economía de Venezuela, que cayó un 7,1%.

Las economías sudamericanas en su conjunto resistieron la brusca caída en el valor de las materias primas, especialmente de los metales, la energía y los productos agrícolas, sumado a un bajo dinamismo de la inversión y el consumo interno, explicó Cepal.

"Hemos visto confirmado el fin del súper ciclo de las materias primas", que por años apuntalaron el crecimiento de la región, cuyas exportaciones este año cayeron un 14%, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, en rueda de prensa tras entregar el informe anual.

A la inversa, los países centroamericanos y caribeños se vieron favorecidos por la baja de los precios de las materias primas, especialmente del petróleo.

-"Pequeña recuperación" -

Para 2016 el escenario no es muy alentador.

La Cepal prevé una "pequeña recuperación del 0,2", liderada por el crecimiento de las economías de Panamá (6,2%), República Dominicana (5,2%) y Bolivia (4,5%).

Pero debiera reinar la cautela, porque "aún persisten serios riesgos que podrían modificar esta trayectoria" de recuperación de las economías desarrolladas, advirtió la Cepal.

"Persiste la incertidumbre sobre China -uno de los principales socios comerciales de la región-, país que continuará desacelerando hasta 6,4%", advirtió Cepal.

Además del bajo crecimiento del comercio global (1,5% en 2015 y 2,5% estimado en 2016), los precios de las materias primas que la región exporta "se mantendrán bajos", con lo que América Latina volverá a mostrar un deterioro en sus términos de intercambio, principalmente los países exportadores de petróleo y minerales, agrega la Cepal.

Para 20016, la Cepal prevé una caída en el producto interno bruto (PIB) de Brasil de un 2% y de un 7% en el caso de Venezuela.

En el caso de Argentina, que encara un nuevo gobierno de la mano del liberal Mauricio Macri, la Cepal debió ajustar a la baja sus perspectivas para el próximo año, tras las recientes medidas económicas anunciadas por las nuevas autoridades, como el fin del cepo cambiario.

Inicialmente, se preveía para Argentina una expansión en 2016 del 1,6%, pero las nuevas medidas "nos obligan a tener un panorama menos optimista", anunció Alicia Bárcena.

AFP