Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El jefe de gobierno de unión nacional libio patrocinado por la ONU, Fayez al-Sarraj, en Trípoli el 30 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El jefe de gobierno de unión nacional libio apoyado por la ONU, Fayez al Sarraj, llegó el miércoles por vía marítima a Trípoli, donde las autoridades rivales lo recibieron con advertencias y amenazas.

Libia, un país dividido en facciones y sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, se enfrenta al avance del grupo yihadista Estado islámico (EI).

La llegada de Sarraj desde la vecina Túnez, apoyado por la ONU y la Unión Europea, tiene como objetivo lograr una autoridad unificada en todo el país, pero pronto se vio desafiado por el gobierno de la milicia de Fajr Libya, que domina el Parlamento instalado en Trípoli.

Al caer la noche podían oírse disparos aislados en la capital. Varias avenidas estaban bloqueadas por grupos de hombres armados, algunos con uniformes y otros civiles con kalashnikovs.

Dos aerolíneas libias, Afriquiyah Airlines y Libyan Airlines, anunciaron en Facebook que habían suprimido sus vuelos a Trípoli por "problemas de seguridad".

Por la noche, hombres armados penetraron en la sede de la televisión vía satélite Al Nabaa en Trípoli, cortaron las transmisiones y expulsaron a su personal, según dos periodistas del canal, considerado afín a las autoridades que controlan la capital libia.

Según uno de los dos periodistas de Al Nabaa, los hombres armados "parecían favorables al Gobierno de Sarraj".

Sarraj, presidente del Consejo presidencial (CP), llegó a la base naval de Trípoli a bordo de un barco militar libio, el "Assaddada", según la página oficial de Facebook del Consejo presidencial.

En un mensaje televisivo, Khalifa el Ghwell, jefe del gobierno no reconocido internacionalmente, denunció como "ilegal" al encabezado por Sarraj y afirmó que debe "abandonar" Trípoli o "rendirse".

"Los que entraron ilegal y clandestinamente deben rendirse o volver por donde vinieron" sino deberán "asumir las consecuencias legales" añadió.

El vicepresidente del congreso general nacional (CGN) no reconocido por la comunidad internacional, Awad Abdelsadeq, reiteró esas amenazas.

Los miembros del consejo presidencial "entraron ilegalmente en territorio libio (...) ayudados por soldados y algunos traidores para hundir al país en un sombrío túnel" dijo este parlamentario a la cadena de televisión Al Nabaa.

- 'reconciliación' -

Sarraj fue recibido por altos miembros de la marina y responsables locales, entre ellos Aref el-Khoja, ministro del Interior del gobierno de Fajr Libya, muestra clara de la división reinante al interior de las autoridades de Trípoli.

Vestidos con uniformes azul oscuro y llevando kepis blancos, unos diez altos militares de la marina se alinearon para saludarlo, antes de escoltarlo al salón de honor.

En un breve discurso, Sarraj se comprometió a hacer de la "reconciliación y la solución de la crisis securitaria y económica" sus prioridades.

La parte exterior de la base es custodiada por vehículos armados con baterías antiaéreas que muestran el sello del ministerio del Interior, y por hombres armados vestidos de civil que garantizaban la protección de Sarraj y de seis -de un total de nueve- miembros del CP.

Se ignora por ahora donde tendrá la sede el gobierno de Sarraj. Según informaciones no confirmadas, al principio podría operar desde la base naval.

- 'Etapa importante' -

Poco después de su llegada a Trípoli, el emisario de la ONU en Libia, Martin Kobler, saludó una "etapa importante en la transición democrática en Libia". Abogó en su cuenta Twitter por una transferencia de poder "pacífica".

El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, se congratuló en un comunicado de que el Gobierno de unión pueda "empezar su trabajo crucial" en pro de Libia.

"La llegada del presidente del Consejo a la capital representa una oportunidad única para los libios de todos los bandos para unirse y reconciliarse", dijo en un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La UE tiene listo un paquete de apoyo "inmediato y sustancial" que alcanza los 100 millones de euros, a utilizar en diferentes áreas y que será entregado en función de las "prioridades" que enumeren las autoridades libias, añadió.

El gobierno de unión fue logrado luego de un acuerdo político firmado a fines de 2015 en Marruecos, auspiciado por la ONU, por diputados de ambos parlamentos rivales y eso, pese a la oposición de los jefes de esas instituciones.

Para poder posesionarse oficialmente, debía obtener la confianza del Parlamento en principio afín a su causa, en la ciudad de Tobruk (este).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP