Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Edi Rama sonríe durante una entrevista con la AFP el pasado 21 de junio en Durres (Albania)

(afp_tickers)

La amplia victoria del primer ministro socialista Edi Rama sobre la derecha en las legislativas de Albania se confirmaba este martes, dos días después de las elecciones, según resultados casi definitivos.

En el poder desde 2013, Edi Rama espera convencer a la Unión Europea para que durante este segundo mandato abra las negociaciones de adhesión de su país, candidato al ingreso desde 2014.

Según los medios, Edi Rama, de 52 años, un pintor reconvertido en político, parece haberse asegurado una mayoría absoluta de 74 de los 140 escaños del Parlamento albanés, lo que permitirá a los socialistas gobernar en solitario.

Tras el escrutinio del 96% de los colegios electorales, los socialistas logran el 49% de los votos, mientras que sus principales rivales del Partido Democrático (centroderecha) no llegan al 30%. El Movimiento Socialista para la Integración ronda el 15%.

La participación, inferior al 50%, fue una de las más bajas registradas en Albania desde la caída del comunismo, a principios de los años 90.

La Comisión Electoral podría anunciar este martes los resultados definitivos de estos comicios, en los que no se registraron incidentes. Tirana espera que esta mejoría anime a Bruselas a abrir las negociaciones.

Albania es uno de los países más pobres de Europa, con un sueldo medio de 340 euros mensuales (385 dólares). El desempleo, que afecta a uno de cada tres jóvenes, alimenta el éxodo masivo. Si 2,9 millones de personas siguen en el país, 1,2 millones de albaneses emigraron, un récord mundial en proporción a la población total.

AFP