Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios hombres pasan junto a un punto de control del gobierno libio no reconocido por la comunidad internacional donde explotó una bomba y mató a seis personas, el pasado 24 de noviembre en Msillata, a 120 km de Trípoli

(afp_tickers)

Representantes de las dos partes libias anunciaron este domingo en Túnez que llegaron a un acuerdo político, que tendrá que ser aprobado por los dos parlamentos, para poner fin al conflicto que desgarra el país.

"Es un momento histórico que los libios esperaban, que los árabes esperaban y que el mundo esperaba", declaró Awad Mohamed Awad Abdul-Sadiq, vicepresidente del parlamento de Trípoli, no reconocido por la comunidad internacional.

Se trata de una "oportunidad histórica" que no se volverá a presentar, insistió tras las negociaciones entre los representantes de los dos parlamentos rivales en Gammarth, en la periferia de Túnez.

No estaba claro por el momento si el anuncio del acuerdo estaba avalado por las autoridades de las dos partes en conflicto en Libia. Este anuncio se produce cuando el diálogo entre ambas parecía en un punto muerto.

Libia está sumida en el caos desde la caída de Muamar Gadafi en 2011. Dos autoridades políticas se disputan el poder desde el año pasado, una establecida en Trípoli y otra, la única reconocida por la comunidad internacional, en el este.

Tras casi un año de negociaciones, el exemisario de la ONU para Libia Bernardino León logró arrancar a los representantes de las partes un acuerdo sobre un gobierno de unión nacional, pero éste fue posteriormente rechazado en los dos parlamentos.

"Invitamos a todos los países vecinos (...) y también a la comunidad internacional a apoyar este acuerdo (...) que hará la región más segura", agregó el vicepresidente del parlamento de Trípoli, el Congreso General Nacional (CGN).

AFP