Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El exempleado de HSBC en Ginebra, el franco-italiano Hervé Falciani, el 25 de mayo de 2015 en Madrid durante una rueda de prensa

(afp_tickers)

El juicio del exinformático de HSBC que reveló la implicación del banco británico en evasiones masivas de impuestos se abrió este lunes en Suiza, pero el inicio de los debates se aplazó hasta noviembre ante la ausencia del acusado.

Hervé Falciani, un franco-italiano de 43 años, exempleado de la filial suiza de HSBC, ya había anunciado desde Francia que no acudiría a la audiencia por temor a ser detenido bajo los cargos de sustracción de datos, revelación de informaciones económicas, violación del secreto comercial y del secreto bancario.

La fiscalía suiza le reprocha "haber copiado datos bancarios de su compañía -el banco HSBC en Ginebra- entre 2006 y 2008" y "haberlos puesto a disposición de empresas privadas y organismos públicos de varios países".

El fiscal Carlo Bulletti solicitó a la corte federal de la ciudad de Bellinzona (sur) el aplazamiento de la audiencia, indicó la agencia de noticias ATS.

La corte siguió su recomendación y fijó una nueva cita para el 2 de noviembre. Según la ley suiza, si el acusado no se presenta a la segunda audiencia, será juzgado en ausencia.

El exinformático Falciani filtró documentos informáticos que indicaban que la filial suiza de HSBC ayudó a unos 120.000 clientes a evadir más de 180.000 millones de euros (unos 204.000 millones de dólares) en impuestos.

El denominado caso 'SwissLeaks' fue sacado a la luz a inicios de 2015 por un grupo internacional de periódicos.

Falciani empezó a trabajar para el banco en 2000 y se trasladó a las oficinas de Ginebra en 2006. Sus revelaciones permitieron descubrir a miles de evasores fiscales en el mundo y fueron utilizadas por varias agencias tributarias para recuperar dinero.

Los documentos publicados llevaron a la apertura de procesos judiciales contra HSBC en varios países, entre ellos Estados Unidos, francia, Argentina, España y Bélgica.

En Argentina, una comisión del Congreso investiga unas 4.000 cuentas de argentinos, abiertas en la filial suiza de HSBC, que no fueron declaradas. El Banco Central argentino retiró, además, la licencia para operar como banqueros al presidente y al vicepresidente de la filial local de HSBC, Gabriel Martino y Miguel Ángel Estévez, por "incumplimiento en los deberes de prevención de lavado de activos".

Falciani abandonó Suiza en diciembre de 2008, tras ser interrogado por la policía ginebrina. En 2012 fue arrestado en Barcelona, pero las autoridades españolas lo liberaron después de negarse a extraditarlo a Suiza. Francia también se niega a extraditarlo.

AFP