Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía patrullando por la Expo de Milán 2015, el 1 de mayo de este año en la ciudad italiana, en la apertura de la Exposición Universal

(afp_tickers)

Un desconocido apuñaló la noche del jueves a un judío ortodoxo de 40 años y de nacionalidad israelí delante de una pizzería kósher en Milán (norte de Italia), informaron este viernes medios italianos y la comunidad judía local.

Nathan Graff recibió siete impactos en la columna vertebral, un brazo y la cara, al ser agredido hacia las ocho de la tarde (19H00 GMT) en el barrio judío de la ciudad lombarda.

El agresor, que llevaba un capucha, lo atacó por detrás y después se dio a la fuga. La víctima fue llevada a un hospital milanés y sometida a una intervención quirúrgica en la cara, aunque su estado no suscita preocupación.

La víctima, sobrino de un rabino de origen afgano, Hetzkia Levi, se encontraba de visita en Milán y llevaba la ropa distintiva de los judíos ortodoxos y una kipá.

La prefectura de Milán reforzó la vigilancia de algunos lugares de la ciudad, y convocó al comité para el orden y la seguridad pública, en presencia del alcalde, Giuliano Pisapia, responsables de las fuerzas del orden y representantes de la comunidad judía local.

En un comunicado, el presidente del Congreso Judío Mundial (WJC), Ronald Lauder, estimó "imperativo que las autoridades italianas traten este incidente con la mayor severidad".

Los motivos del ataque se desconocen por el momento y los testimonios recogidos por la prensa eran confusos y contradictorios. Las cámaras de vigilancia instaladas en la zona podrían ayudar a comprender los hechos.

La agresión en Italia coincide con los múltiples ataques similares ocurridos desde principios de octubre en Israel y los territorios palestinos, y después de que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) lanzara amenazas contra los judíos de todo el mundo.

AFP