Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos rebeldes hutíes marchan celebrando la muerte del expresidente Ali Abdullah Saleh el 5 de diciembre de 2017 en Saná

(afp_tickers)

La coalición militar dirigida por Arabia Saudita e implicada en la guerra en Yemen volvió a acusar este viernes a Irán tras la intercepción de un misil balístico disparado por los rebeldes yemeníes por encima del territorio saudí.

Es el tercer misil balístico que lanzan los rebeldes hutíes contra Arabia Saudita desde el 4 de noviembre. Los tres fueron interceptados por la defensa aérea de este país fronterizo con Yemen.

La coalición bajo mando saudí interviene en Yemen desde marzo de 2015 en apoyo del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi. Este último fue expulsado de Saná cuando los rebeldes hutíes se apoderaron de la capital y de otros territorios del país en septiembre de 2014.

Arabia Saudita afirmó entonces querer detener la influencia creciente de Irán, acusado de respaldar y armar a los rebeldes hutíes. Teherán confirma respaldar a los hutíes, pero niega enviarles armas.

El viernes, los hutíes anunciaron haber disparado un misil contra la provincia saudita de Najran, fronteriza con Yemen. Riad anunció posteriormente que su defensa antiaérea había interceptado un misil por encima de esta provincia.

"Este acto hostil de los hutíes respaldados por Irán demuestra la implicación del régimen iraní y su apoyo a los rebeldes" yemeníes, señaló en un comunicado el portavoz saudí de la coalición, Turki al Maliki, citado por la agencia oficial saudita SPA.

Según este portavoz, "el ataque apuntaba de forma deliberada contra zonas civiles densamente pobladas", pero al ser interceptado, sólo provocó algunos daños materiales leves.

Al Maliki instó a la comunidad internacional a "tomar medidas serias y eficaces para hacer cesar las violaciones de las resoluciones de la ONU por parte de Irán, que sigue transfiriendo misiles balísticos y armas a los grupos fuera de la ley".

Tras la intercepción de los dos primeros misiles en noviembre y diciembre por encima de Riad, las autoridades sauditas ya habían acusado a Irán.

La Arabia Saudita sunita y el Irán chiita, cuyas relaciones diplomáticas están rotas, son los dos pesos pesados rivales en Oriente Medio.

Más de 8.750 han muerto desde la intervención de la coalición en Yemen, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP