Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una nueva sede del grupo francés especializado en energía nuclear Areva, el 14 de septiembre de 2016, cuando se organizó la visita para la prensa, en la localiad francesa de Beaumont-Hague

(afp_tickers)

El grupo francés de energía nuclear Areva confirmó este jueves la venta al grupo español Gamesa de su participación del 50% en Adwen, su empresa conjunta de energía eólica marina.

El grupo francés, en un breve comunicado, confirmó que "el consejo de administración de Areva SA decidió autorizar a la dirección a ejercer la opción de venta a Gamesa de su participación en Adwen".

En un comunicado distinto, Gamesa indica que comprará por 60 millones de euros el 50% del capital de Adwen en manos de Areva.

Esta empresa conjunta había sido creada en 2015 para unir los activos de dos compañías en el sector eólico en el mar.

Pero a mediados de junio se anunció la alianza entre Gamesa y el grupo alemán Siemens para crear un gigante mundial en el sector eólico.

Esta alianza entraba en contradicción con una cláusula de no competencia existente entre Gamesa y Areva en el ámbito de la energía eólica marina.

De acuerdo con Gamesa, Areva se daba tres meses para vender su participacion al grupo español o hallar un comprador para el conjunto de la coempresa.

Así queda levantado el principal obstáculo a la fusión entre Gamesa y Siemens en el sector eólico, antes de obtener la luz verde de varias autoridades de la competencia, en particular la Comisión Europea.

Al término de esta operacion, Siemens poseerá el 59% de la nueva entidad y controlará de hecho Adwen.

El grupo alemán, que ya es líder mundial en el eólico 'offshore', verá fuertemente consolidada su posición en Europa.

- Venta cerrada en 2017 -

La venta, que podría quedar cerrada en enero de 2017, confirma asimismo la retirada de Areva, propiedad en un 86% del Estado francés, del ámbito de las energías renovables.

Ello supone una nueva etapa en la reestructuración del grupo francés para volver a centrar sus actividades en el sector nuclear.

Otro tema delicado de la operación es que Gamesa se ha comprometido a asumir todos los proyectos anunciados por Areva, en particular tres parques eólicos en las costas francesas (dos con Engie y uno con Iberdrola) para los cuales debe suministrar turbinas, indicó Areva.

Se trata de la construcción de fábricas de producción de eólicas en Le Havre, en la región de Normandía, en el norte de Francia.

En su calidad de principal accionista de Areva, este punto es especialmente vigilado por el Estado francés, que desea desarrollar el sector de la energía eólica en alta mar en su territorio.

Esa eventual inquietud está reforzada por el hecho de que Siemens, futuro aliado de Gamesa, también desarrolla una turbina de 8 MW y no tiene necesidad de crear nuevos sitios de producción.

"El futuro es muy incierto, pese a los compromisos adoptados por los compradores y por el Estado", dijo este jueves Hervé Morin, presidente de la región de Normandía, en una entrevista concedida al diario La Presse.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP