Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas Alfonso Prat-Gay en el Consejo Atlántico en Washington, DC, el 14 de abril de 2016

(afp_tickers)

Argentina comenzó a recibir este lunes las ofertas para la emisión de deuda por al menos 12.500 millones de dólares, lo que marca su regreso a los mercados financieros internacionales para salir del aislamiento en que cayó tras el default en 2001.

El presidente Mauricio Macri celebró este lunes "haber salido de años de conflicto financiero con el mundo", durante un acto con empresarios en la residencia presidencial de Olivos.

Aunque primó el hermetismo, la prensa local estimó que las ofertas multiplicaron por cinco el monto previsto.

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, había estimado el viernes como "asombrosa" la demanda de bonos argentinos.

"Ya estamos recibiendo las ofertas, mañana (martes) se sabrá la 'tasa de corte' (monto de la emisión). No podemos anunciar nada hoy, toda la información saldrá de Buenos Aires" el martes, dijo a la AFP una fuente del Ministerio de Hacienda al confirmar el inicio del proceso.

El gobierno se propone colocar tres series de títulos a 5, 10 y 30 años, de modo de captar hasta 15.000 millones de dólares.

"En los bonos de corto plazo, e incluso si sale otro a 3 años, la tasa será más baja, entre el 6% y el 7%. Para los papeles hasta 10 años, se pagará entre 7% y 8%, y un poco más para los de 30 años", dijo a la AFP una fuente financiera privada allegada a los bancos colocadores que pidió anonimato.

Con esos recursos, el gobierno espera asegurarse los 10.500 millones de dólares que debe abonar el viernes a 'holdouts', respaldados por una sentencia judicial en Nueva York, y usar el resto para recomponer el déficit presupuestario.

- De vuelta -

El arreglo no alcanza a la totalidad del 7% de bonistas con títulos en mora. Quedarán afuera valores por 3.500 millones de dólares en litigio en Nueva York.

Deutsche Bank, HSBC Securities, J.P. Morgan, Santander, BBVAFrancés, Citigroup y el UBS Securities participan en la operación.

"Argentina está de vuelta, espero que lo puedan disfrutar", dijo Prat-Gay en Washington, donde participó de la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Los bonos se emiten bajo la jurisdicción de Nueva York y en caso de 'default' Buenos Aires deberá volver a someterse a esos tribunales.

Allí se sustanció el conflicto que lleva 15 años y donde obtuvieron fallo favorable los bonistas que litigaron tras rechazar las reestructuraciones de 2005 y 2010, a las que adhirieron 93% de acreedores.

La declaración de 'default' en 2001 fue por casi 100.000 millones de dólares, en medio de la peor crisis del país.

Según fuentes coincidentes, el Bank of New York Mellon (BoNY) será de nuevo el agente de registro, pago y transferencia.

Argentina se compromete a levantar el juicio que el gobierno peronista de centroizquierda de Cristina Kirchner (2007/2015) le inició al BoNY, por haber aceptado el bloqueo de pagos a bonistas reestructurados que ordenó el juez Thomas Griesa.

- Casa en orden -

La operación puede hacerse porque una corte de apelaciones de Nueva York la autorizó.

Argentina ha alcanzado preacuerdos con bonistas en mora por unos 8.250 millones de dólares.

"Argentina es el país de moda para los inversores", había señalado desde Washington Hernán Lacunza, ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires.

El FMI saludó el sábado las medidas tomadas para "poner la casa en orden" en Argentina.

No obstante, el titular del Comité Financiero del organismo, el mexicano Agustín Carstens, advirtió que los argentinos deberán soportar "en el corto plazo algunas medidas difíciles de digerir".

Consultoras privadas estiman la inflación en torno al 40% anual.

- Austeridad -

Macri pidió este lunes a los argentinos ser "más austeros y cuidadosos", y a los empresarios "hacer el máximo esfuerzo para cuidar el recurso humano", cuando sindicatos denuncian 100.000 despidos.

El presidente admitió que impulsó medidas "difíciles y muy dolorosas", pero consideró que eran "herramientas necesarias para empezar a crecer".

La imagen positiva de Macri cayó ocho puntos hasta situarse en 50,1% en la primera semana de abril, reveló una encuesta del consultor Raúl Aragón.

Las tarifas de gas, luz, agua y transporte aumentaron entre 100% y 700% sin que se hayan pactado recomposiciones de salarios.

Se suman 11.000 despidos de empleados estatales.

En septiembre el FMI volverá a revisar la economía lo que no hace desde 2006 cuando el expresidente Néstor Kirchner (2003/2007) le saldó la deuda de 9.500 millones de dólares.

El organismo prevé que Argentina se contraerá un 1% en 2016 y crecerá 2,8% en 2017, mientras que Prat-Gay dijo que el crecimiento será "algo parecido a cero" este año y de "entre 3,5 a 4 puntos" el próximo.

En 2015 la economía creció 2,1%, según estadísticas oficiales.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP