Navigation

Argentina acude el lunes a reunión con mediador por deuda en default

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, el 17 de junio de 2014. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 julio 2014 - 18:32
(AFP)

El gobierno argentino acudirá el lunes en Nueva York a la primera reunión con el mediador que nombró el juez Thomas Griesa para el caso de los fondos especulativos, llevando consigo el respaldo de la OEA y cuestionamientos a la independencia judicial por el fallo que lo pone cerca del default.

A poco de iniciarse un diálogo a instancias del juez estadounidense Griesa, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, puso en duda la imparcialidad del magistrado y consideró "una maniobra del juez" el bloqueo al pago de vencimientos de deuda soberana.

El fallo de Griesa, convalidado a mediados de junio por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, ordena a Argentina pagar 1.330 millones de dólares a los fondos especulativos que no aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010.

A esas operaciones se plegaron casi el 93% de los acreedores que aceptaron quitas de hasta el 70% y pueden reclamar judicialmente si los fondos obtienen ahora una oferta mejor del gobierno, según una cláusula contractual que expira a fin de año.

"Muchos funcionarios (estadounidenses) dicen que su Poder Judicial es independiente, que no se involucran. Será todo lo supuestamente independiente que dice ser, pero no es independiente de los fondos buitres", dijo el viernes en alusión a los que compraron deuda argentina en default a precios de ganga para litigar por el 100% del valor nominal.

En medio de la pelea judicial, Griesa ordenó el bloqueo del pago de un vencimiento que Argentina depositó en Nueva York por unos 900 millones de dólares a los acreedores de deuda argentina reestructurada, lo que el gobierno consideró una "maniobra".

"Considerar un default técnico es una maniobra del juez de Nueva York (Griesa), pero no de la República Argentina", dijo Capitanich.

Si el cobro no se produce antes de que venza el plazo de gracia el próximo 30 de julio, Argentina corre el riesgo de entrar en cese de pagos.

El ministro de Economía, Axel Kicillof alega que "Argentina pagó en tiempo y forma, depositó sin ninguna particularidad como lo hace siempre al día del vencimiento el 30 de junio".

Kicillof consideró el bloqueo a esos fondos "una situación desconcertante e insólita".

"Estamos desconcertados, sabemos que los bancos le han preguntado al juez qué hacer, que Euroclear, que es la agencia de pagos, también le ha preguntado al juez qué hacer, y que a su vez los bonistas le han reclamado a las agencias que les den su dinero. Nosotros observamos esta situación por terceros, porque ya no estamos en procedimiento", afirmó, al deslindar en el juez esta responsabilidad.

El jueves Kicillof reclamó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington "soluciones urgentes" para ayudar a salir a flote a Argentina y recibió a cambio una declaración de respaldo.

"Pedimos al mundo y a la OEA que tome cartas en el asunto y acompañe a Argentina en evitar que un juez ponga en riesgo todo que la Argentina hizo para levantarse", arengó Kicillof.

- Delegación argentina a Nueva York -

Aunque el gobierno argentino no especificó qué funcionarios integrarán la comitiva, los abogados de argentina en Nueva York informaron al mediador Dan Pollack que estarán "el Subprocurador del Tesoro de la Nación (Javier Pargament); el Secretario de Finanzas del Ministerio de Economía (Pablo López) y el Secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía (Federico Thea)".

Es incierto aún si la delegación será encabezada por el propio Kicillof, algo que deberá decidir la presidenta Cristina Kirchner, por estas horas convaleciente de una faringolaringitis aguda, por la que debió cancelar un reciente viaje a Paraguay.

"Qué funcionario va ir es lo de menos. Va a ir una representación muy calificada del gobierno argentino para llevar la mejor negociación posible, una negociación tiene una dinámica inesperada", había adelantado el propio ministro la semana pasada en rueda de prensa.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.