Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Finanzas argentino Luis Caputo frente al despacho del mediador judicial Daniel Pollack en Nueva York el 13 de enero de 2016

(afp_tickers)

El gobierno argentino llegó el lunes a un acuerdo con cinco fondos acreedores más para pagarles 250 millones de dólares y 185 millones de euros, en su estrategia para saldar un juicio en Nueva York por su deuda en default, anunció el mediador judicial Daniel Pollack.

"Estoy complacido de informar que la República de Argentina ha alcanzado principios de acuerdo con otros cinco tenedores de bonos por un monto total aproximado de 250 millones de dólares y 185 millones de euros", señaló Pollack en un comunicado emitido el lunes.

Los fondos en cuestión son "Lightwater Corp, Old Castle Holdings, VR Capital, Procella Holdings y Capital Ventures International", agregó.

Los acuerdos se enmarcan en la oferta presentada el pasado 5 de febrero por el nuevo gobierno del presidente de centroderecha Mauricio Macri para pagar 6.500 millones de dólares (sobre un total de 9.000 millones) a fondos "buitres" y otros acreedores para poner fin al juicio por la deuda en default desde 2001.

EM Limited y Montreux Partners, dos de los seis principales fondos especulativos que ganaron juicios con sentencia firme en Nueva York, fueron los primeros en aceptar esa oferta, por la cual cobrarán 849,2 millones y 298,66 millones de dólares, respectivamente.

Luego, un grupo de querellantes de una demanda colectiva, cuyo tamaño exacto aún se desconoce, también llegó a un acuerdo, así como otro acreedor, Capital Markets Financial Services, que cobrará 110 millones de dólares.

Sin embargo, otros querellantes y los dos fondos más duros, NML Capital y Aurelius, que en 2012 lograron una sentencia favorable para cobrar una deuda que hoy asciende a 1.750 millones de dólares, han rechazado por el momento la propuesta.

El anuncio de este lunes tuvo lugar luego de que el juez federal estadounidense Thomas Griesa indicase el viernes que removería bajo condiciones sus órdenes contra Argentina, al responder a un pedido de la defensa poder avanzar con su oferta.

El precedente gobierno de centroizquierda de Cristina Kirchner (2007-2015) había rechazado los fallos de Griesa, quien en julio de 2014 congeló un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a los bonistas que habían adherido a los canjes de 2005 y 2010, provocando un default parcial de Argentina.

Esas reestructuraciones, rechazadas por los denominados fondos "buitres" y otros querellantes, fueron aceptadas en su momento por 93% de los acreedores e incluyeron importantes quitas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP