Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro argentino de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, en rueda de prensa en Buenos Aires el 16 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Argentina quiere resolver el litigio por deuda impaga con fondos especulativos para avanzar en su reactivación económica pero afrontará 2016 con un déficit fiscal cercano al 6% y una inflación de 25%, dijo el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay.

En una larga conferencia de prensa Prat-Gay presentó un programa de metas económicas e hizo un primer balance de los indicadores de la tercera economía de América Latina, que cambió de timón político con la asunción del presidente liberal Mauricio Macri en diciembre.

"En los últimos años, el kirchnerismo hizo un derroche de recursos", dijo sobre el gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), al que acusó de haber dejado como herencia un estado vacío, un déficit fiscal alto y un historial de ocho años de inflación por encima del 20%.

"Lo que nos dijeron que era un déficit primario de 2,3% de PIB (en 2015), resulta que fue 5,8%", dijo el ministro.

Según Prat-Gay, "casi 6 puntos del PIB (5,8) es lo que no habíamos tenido en 30 años y lo tuvimos en el año en que la recaudación bruta fue récord en 200 años de historia", dijo.

"La magnitud del problema no es que se gasta mucho sino que se derrocha y cuando se gasta, se gasta mal", indicó.

Sin embargo, cree que el déficit público se podrá reducir en 2016 en un punto del PIB.

"Nos gustaría ser más veloces pero queremos ser cuidadosos y gradualistas con un objetivo descendiente en el déficit, y estamos estudiando hacer un presupuesto plurianual con una baja del déficit más importante a partir de 2017", explicó.

Sobre la inflación, el otro dolor de cabeza de Argentina, Prat-Gay indicó que en 2015 se situó en 30%, la segunda más alta en América Latina después de Venezuela.

Asumiendo preocupación por "el aumento de algunos precios desmedidos" en los últimos meses, el funcionario pronosticó que en 2016 rondará entre 20 y 25%.

Estas fueron las primeras estimaciones oficiales de inflación luego de que el gobierno del presidente Mauricio Macri, que asumió el 10 de diciembre, interviniera el instituto de estadísticas por manipulación de indicadores.

- Optimismo ante el frenazo -

Ante un escenario actual de freno en la economía, el responsable de la cartera económica se mostró optimista en su plan de reactivación.

Al presentar un programa de metas, el ministro indicó que para 2017 la inflación se ubicaría entre el 12 y el 17%; para 2018 entre 8 y 12%, "para concluir en 2019 con una inflación de un dígito, de 5%", precisó.

El ministro ofreció la rueda de prensa el mismo día que se reanudaron las negociaciones con los fondos especulativos en Nueva York, tras un largo litigio por la deuda impaga que calculó en 9.882 millones de dólares, por los intereses.

"La Argentina está en default desde el 2001, hace casi 15 años. No vamos a mirar al costado. La basura no es nuestra, pero no tenemos problema en empezar a limpiarla", dijo entre una de sus duras frases hacia la administración anterior.

"No crean ni un segundo el 'verso' (engaño) de que peleándonos con los buitres estamos haciendo un servicio a los argentinos. Esta negociación no va a durar ni 15 años ni 48 horas. Queremos resolver este problema y lo vamos a resolver lo más rápido y justamente posible", agregó.

Prat-Gay afirmó que no haber arreglado con los fondos buitre fue "extremadamente caro para la Argentina".

Los acreedores obtuvieron en 2012 una sentencia del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, para cobrar capital e intereses por bonos de deuda en default desde 2001.

Según Prat-Gay "de una deuda inicial de 2.943 millones de dólares, ahora se deben 9.882 millones de dólares. Es el costo de lavarse las manos durante más de 10 años".

El gobierno de izquierda de Cristina Kirchner (2007-2015) había rechazado el fallo de Griesa, quien en julio de 2014 congeló un pago de 539 millones de dólares en Nueva York al 93% de bonistas que habían adherido a los canjes de 2005 y 2010 de deuda impaga, provocando un default parcial de Argentina.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP