Navigation

Argentina envía misión a EEUU para reunión el jueves por caso de deuda

El jefe de Gabinete de la presidencia de Argentina, Jorge Capitanich, enseña el 17 de junio de 2014 un informe sobre la deuda afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 julio 2014 - 17:40
(AFP)

Funcionarios argentinos viajaron a Nueva York para reunirse el jueves con el mediador judicial en el litigio con fondos especulativos por su deuda soberana, luego de que un juez federal estadounidense instase a ambas partes a negociar contrarreloj para evitar un default de Buenos Aires a fin de mes.

El magistrado federal Thomas Griesa había ordenado que el encuentro se llevase a cabo el miércoles por la mañana, pero fue postergado 24 horas a raíz de la imposibilidad de la comitiva argentina de llegar a tiempo, indicó la oficina del mediador Dan Pollack en un comunicado.

"El señor Pollack fue informado por la delegación argentina ayer (martes) por la tarde que no podrían llegar a la ciudad de Nueva York hoy. La reunión ha sido aplazada para mañana", según el escueto texto del mediador difundido este miércoles.

Unas horas antes, desde Buenos Aires, el jefe de Gabinete del gobierno argentino, Jorge Capitanich, afirmó que "una comitiva del Ministerio de Economía" se reunirá el jueves con Pollack.

"Siempre tenemos esta vía de diálogo de plantear al juez cuáles son las restricciones que tiene Argentina desde el punto de vista de las leyes y del cumplimiento del contrato", dijo Capitanich en rueda de prensa.

La prensa argentina señaló que en la comitiva no estará el ministro de Economía, Axel Kicillof.

El viaje fue resuelto por la presidenta Cristina Kirchner que convocó a una reunión a Kicillof y su equipo la noche del martes en Casa de Gobierno tras conocerse el rechazo de Griesa de restablecer una medida cautelar pedida por Argentina para suspender la ejecución de su sentencia favorable a fondos especulativos.

Griesa emitió una orden el pasado 27 de junio para impedir a Argentina pagar un tramo de su deuda reestructurada con fondos enviados a bancos en Nueva York, luego de fallar que el país debe cancelar al mismo tiempo sus obligaciones con NML Capital y otros fondos especulativos por un monto total de 1.330 millones de dólares.

De no realizarse el pago de los 539 millones de dólares bloqueados actualmente en el Bank of New York Mellon (BoNY) antes de que venza el plazo de gracia el 30 de julio, el país entraría en un default técnico, diferente al colapso total de fines de 2001 pero de consecuencias imprevisibles para su economía.

- Un default, la peor cosa -

Los fondos en cuestión, que Buenos Aires llama "buitres", compraron bonos en default y luego litigaron para cobrar el 100% del valor más intereses atrasados, rechazando entrar en los canjes de deuda efectuados por Argentina en 2005 y 2010 con quitas de hasta un 70% sobre el valor nominal y que tuvieron una aceptación del 92,4% de los acreedores.

"Un default es la peor cosa. No quiero eso. La gente sufrirá las consecuencias", dijo Griesa a las partes durante una audiencia celebrada el martes en los tribunales del sur de Manhattan.

De su lado, Argentina rechaza que se trate de una cesación de pagos.

"El default es no pagar y Argentina paga. El dinero no puede bloquearse porque pertenece a los bonistas y el juez debe dejar cobrar a sus legítimos dueños", señaló Capitanich, indicando que "la responsabilidad le compete al juez para las transferencias correspondientes".

El país se ha autoexcluido de los mercados de capitales tras el default y las necesidades de financiamiento del gobierno se cubren en buena medida gracias a una política comercial que prioriza el superávit.

Los intentos hasta el momento del mediador Pollack para acercar a las partes no han dados resultados, al menos según las declaraciones públicas de Argentina y los fondos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.