Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Contenedores en Salaise-sur-Sanne (Francia), el 5 de junio de 2014

(afp_tickers)

Un embarque de diez toneladas de baterías en desuso que Argentina no puede reprocesar sin dañar el medio ambiente partió con destino a un centro de reciclado de Francia, informó el miércoles la agencia ambiental del gobierno.

"Se logró la primera exportación de pilas (baterías) para su tratamiento y recuperación en Francia. Es el puntapié inicial de una solución para desechar las pilas agotadas", dijo a la prensa Javier Ureta Saez Peña, secretario nacional de Control y Monitoreo Ambiental.

Argentina carece de centros de reciclado y envía estos materiales contaminantes a los basurales. Los nuevos programas de protección ambiental habían permitido en 2016 exportar a Bélgica 50 toneladas de plaquetas electrónicas en desuso.

La iniciativa argentina contempla "disminuir la generación de residuos y reforzar la toma de conciencia sobre la peligrosidad del entierro de las pilas y las baterías en desuso", dijo Ureta Sáenz Peña.

Gustavo Protomastro, biólogo y docente de la Universidad de Buenos Aires, opinó al respecto que "cada año los argentinos renovamos 420 millones de pilas, cuyos componentes son metales valiosos para la economía mundial que se podrían reciclar, mientras aquí contaminamos el suelo".

AFP